Daniel Barenboim: la música como forma de vida

El músico nació en 1942 en un hogar de padres hebreos que habían escapado de Rusia. En 1950, Daniel Barenboim debutó como pianista en Buenos Aires previo a que su familia se instalara en Israel. “No hay armonía sin disonancia”, dijo recientemente, relativo al conflicto entre Israel y Hamas. Barenboim mantiene ciudadanías israeli- ta y palestina. Con el sueño de lograr paz en el Medio Oriente mediante la música, en 1999 fundó junto a Edward Saif —académico palestino-nor- teamericano fallecido en 2003—, la orquesta West-Eastern Divan: un espacio para unir músicos israelitas y palestinos. En 2016 fundó la academia Barenboim-Said con el fin de preparar estudiantes de música procedentes de diferentes partes del Medio Oriente en un ambiente de compañerismo. La orquesta West-Eastern Divan y la academia Barenboim-Saif tiene su sede en Berlín, donde él ha dirigido la orquesta Staatskapelle Berlín durante tres décadas. Por problemas imprevistos, Barenboim canceló su participación en la gira por Norte América. La orquesta se presentó en Toronto y Chicago para concluir en el Carnegie Hall, de New York el 1ro de diciembre, donde presentarán las exquisitas Sinfonías 3 y 4 de Johannes Brahms.

Las noches del 20 al 22 de diciembre prometen ser excepcionales. Barenboim dirigirá la Filarmónica de Berlín con la icónica pianista argentina Martha Argerich interpretando el Concierto No. 2 para Piano y Orquesta de Ludwig van Beethoven, y la Sinfonía No. 2 de Brahms. Hermosos programas por compositores identificados con Barenboim para quien: “La música no es una profesión, es una forma de vida. Es como he vivido mi vida: en la música y mediante ella”. 

La Staatskapelle concluye su gira en New York, y Barenboim dirigirá la Filarmónica de Berlín en su sede

Compartir