Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Explorando el arte urbano contemporáneo y el impacto de la revolución digital

El arte urbano o callejero es un proceso evolutivo que va paralelo a las coordenadas sociales. Aunque muchos piensan que el arte urbano o callejero es producto de la sociedad contemporánea, la historia dice lo contrario. Esas manifestaciones populares aparecieron hace más de dos siglos expresando comentarios políticos y sociales en forma de grafiti en las catacumbas romanas o en Pompeya. Actualmente lo encontramos en superficies citadinas de New York, París, São Paulo, Londres, Miami o Ámsterdam, entre otras.

Al igual que la música urbana, en particular el rap, lo que comenzó como una respuesta visceral de carácter personal —para maldecir a un amante por motivo de una traición o atacar a un político caído en desgracia–, ha evolucionado. En la actualidad el mensaje es de carácter global, ya sean críticas a gobiernos, rechazo a corporaciones por acciones que afectan a un grupo, a una comunidad, a un colectivo, o la respuesta a propuestas medicas sin la previa investigación pertinente. Temas que comparten numerosas personas en diferentes lugares.

Hay una constante tanto en el arte callejero de antaño como en el actual: las ciudades y sus calles. Ya sea un activista luchando por una causa o un provocador intentando comunicar un mensaje o alertar sobre una actividad dañina, las superficies citadinas tienen el potencial de alcanzar enormes proporciones, al transformarlas en lienzos gigantescos y de alcanzar a un público mucho más extenso que si estuvieran en el contexto de un museo o galería. Incorporar el ingrediente tecnológico, entre ellos el internet y las redes sociales, equivale a explorar otros terrenos paralelos a los espacios tradicionales, lo cual significa expandir las superficies previamente disponibles. Es un elemento multiplicador de gran potencial que hace más complejo el proceso de concebir y producir esta expresión creativa.

A mediados del siglo XX, mucho antes de la incorporación tecnológica, vivimos una gran expansión del arte urbano con artistas como Donald Joseph White “Dondi”, Keith Haring y John “Crash” Matos quienes se apropiaron de las calles, y los subterráneos del transporte masivo en New York para transformarlos en superficies desde donde comunicaban sus preocupaciones comunitarias y alertaban acerca de problemas sociales como la proliferación del Sida. Para lograrlo se arriesgaban a la persecución policíaca y en muchas ocasiones fueron arrestados porque lo que ellos veían como arte era considerado vandalismo. El tiempo estuvo del lado de estos intrépidos artistas urbanos cuya energía ha transformado el paisaje citadino alrededor del mundo.

La muestra Loading. L’art urbain à l’ère numérique que ocupa el espacio del Grand Palais Immersif en París, puede visitarse hasta el 21 de junio. Se trata de una panorámica del arte urbano, y de cómo la revolución digital de los últimos cuarenta años ha incentivado y expandido su práctica. Gracias a la tecnología digital es posible presentar bajo un mismo techo un acercamiento a ese trabajo, reproduciendo el entorno donde se creó. De esa manera tenemos la sensación de estar frente a los vagones de los trenes del metro neoyorquino que Dondi pintaba con distintivo estilo y suave paleta. En la sección dedicada a Times Square se exploran las posibilidades de las icónicas figuras de Haring al inyectarles movimiento. Este paseo por el arte urbano muestra nuevos aspectos de este y enfatiza la participación femenina, entre las que se distinguen la fotógrafa Martha Cooper, quien lleva 40 años documentando esta expresión artística, así como Kashink, Mick La Rock y Ella & Pitr. Llama la atención la inclusión de nuevos espacios artísticos en lugares poco documentados antes, tales como India y el norte de África.

La curadoría de Loading. L’art urbain à l’ère numérique estuvo a cargo de Christian Omodeo quien cuenta con un doctorado en historia del arte. Los aspectos de tecnología digital que enriquecen esta exhibición fueron producto del trabajo de Atlas V Studio, especializados en crear diseños inmersivos, área encabezada por Mehdi Mejri quien contribuyó a su implementación. En la exhibición destaca la pantalla principal que mide 400 m2, con proyecciones tanto de 360 grados como en el piso, de manera que el público se siente partícipe de las piezas en un entorno virtual que recrea el original. Equivale a adentrarse en los trenes, edificios y calles donde se hace el arte urbano y es también participar del proceso creativo, estando con los pintores in situ.

Loading es la primera exhibición sobre arte urbano que se aprovecha de las innovaciones tecnológicas y creatividad digital 

La experiencia multidisciplinaria cuenta con la banda sonora compuesta por el músico Roque Rivas nacido en Chile y formado académicamente en Francia, donde radica. Enfocado en establecer un diálogo funcional entre la composición instrumental y la acústica electrónica, Rivas cuenta entre sus otras disciplinas de interés e influencia a las artes plásticas y la arquitectura. Los ritmos urbanos en la banda sonora que complementa la exhibición consolidan un ambiente integral.

La complejidad en la concepción y montaje de esta exhibición refleja la diversidad inherente en una disciplina que mucho ha evolucionado desde sus inicios en las catacumbas y cuevas de la antigüedad. 

Grand Palais Immersif

(En el complejo de la Ópera Bastille) 110 rue de Lyon
75012 Paris

Lunes a Domingo, 10:00 a.m. – 7:00 p.m. Miércoles. 10:00 a.m. – 9:00 p.m. Cerrado los martes

Para más información visite este sitio web

Compartir