Orden en casa, paz en la mente

El nuevo hábito de organizar y su impacto en tu salud mental

Comenzando el 2024, es importante recalcar que la salud mental y emocional continúa ganando un espacio prioritario en nuestra cotidianidad.

En este nuevo año, tomemos un momento para reconocer que aunque estemos inundados de resoluciones y nuevas metas, no debemos perder de vista una de las herramientas más efectivas para mejorar nuestro bienestar emocional que frecuentemente ignoramos: la organización.

Contrario a lo que muchos pueden pensar, ser organizado no solo es beneficioso para mantener un entorno agradable, sino también para cultivar una mente más tranquila y enfocada.

Un estudio publicado en la revista Journal of Environmental Psychology en 2018 encontró que el orden en el entorno físico, tanto en el hogar como en el entorno natural, se asocia con una reducción del estrés. Los investigadores realizaron un experimento en el que dividieron a los participantes en dos grupos. Un grupo pasó 15 minutos en una habitación ordenada y el otro grupo pasó 15 minutos en una habitación desordenada. Los resultados mostraron que los participantes que pasaron tiempo en la habitación ordenada experimentaron una reducción significativa en los niveles de cortisol, una hormona relacionada con el estrés. 

Otro estudio, publicado en la revista Environment and Behavior en 2016, encontró que el orden en el hogar se asocia con una mayor satisfacción con la vida y una menor probabilidad de experimentar síntomas depresivos. Los investigadores analizaron los datos de una encuesta a más de 2.000 personas y encontraron que las personas que vivían en hogares más ordenados tenían más probabilidades de reportar una mayor satisfacción con la vida y una menor probabilidad de experimentar síntomas depresivos.

Control y bienestar en muchas ocasiones es la conexión invisible, cuando estamos organizados, experimentamos una sensación de control sobre nuestras vidas. Este control puede actuar como un antídoto contra el estrés y la ansiedad que nos embargan en el caos de la vida diaria.

Un entorno ordenado y una agenda bien estructurada nos brindan la claridad mental que necesitamos para enfrentar los desafíos de manera efectiva. Por lo tanto la organización puede ser un fuerte catalizador para incrementar nuestra autoestima y nuestro sentido de logro.

Aquí hay algunos consejos prácticos para ser más organizado. Si estás buscando mejorar tu salud mental y emocional, no subestimes el poder de la organización. Hay una abundancia de recursos disponibles, desde aplicaciones hasta libros y cursos que te pueden ayudar en este proceso. Así que, no tienes excusa, ¡empieza hoy mismo y descubre la diferencia que un poco de orden puede hacer en tu vida! 

  1. Diseña tu propio sistema: podría ser tan simple como mantener una agenda o tener un calendario digital. Lo importante es que funcione para ti. Mantén tu espacio limpio y ordenado. 
  2. Establece prioridades: conocer tus prioridades te ayudará a enfocar tu energía en lo que realmente importa, evitando el estrés y posponer tareas.
  3. Descansos regulares: los periodos de descanso son cruciales para prevenir el agotamiento y mantener altos niveles de concentración. 
  4. Delegar es libertad: si tienes la oportunidad, delega tareas. Esto te permitirá liberar tiempo para lo que realmente importa. 
  5. El poder del “No”: aprender a decir no es fundamental para proteger tu tiempo y energía, evitando así sobrecargarte.

Otros beneficios añadidos para tu salud más allá de incrementar tu productividad son:

  • Reducción del estrés
  • Mejora en la concentración y productividad
  • Mejora en la calidad del sueño
  • Aumento de la autoestima
  • Mejora en las relaciones interpersonales
  • Vida más feliz y plena
Compartir