Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

El destino perfecto para viajar a solas: Amanpulo

mujer con un gran sombrero remando en una canoa transparente

Los viajes a solas son la manera perfecta de descubrir la independencia y el empoderamiento. Esta experiencia permite a las mujeres explorar el mundo mientras se disfruta de las mejores experiencias de lujo. Ya sea una escapada de fin de semana o unas vacaciones prolongadas, los viajes a solas ofrecen la oportunidad de romper con la rutina diaria y experimentar algo nuevo. En el sector de la industria hotelera estamos viendo un aumento de experiencias enfocadas en mujeres, además de destinos que atraen al viajero femenino solitario para hacer que cada una de nosotras se sienta alentada e inspirada al viajar.

En honor al Mes de la Historia de la Mujer, este mes estamos resaltando un destino especial en Filipinas, que apoya el viaje en solitario, programas y viajes enfocados en mujeres llenas de pasión, y un enfoque en algunas emprendedoras que están cambiando la forma en que viajamos. Se trata de Amanpulo, un resort en la isla privada de Pamalican, que forma parte del grupo de islas Cuyo en Filipinas. La isla, ubicada en el mar de Sulu, al oeste de la isla de Palawan, es el destino perfecto para viajar con amigas o a solas, creando una experiencia emocionante y gratificante al mismo tiempo.

Siempre que pensamos en los viajes protagonizados por mujeres solas nos viene a la mente el popular libro Eat, Pray, Love y Amanpulo es un destino ideal para recrear las experiencias del libro.Aquí encontrarás una experiencia exclusiva y relajante en un entorno paradisíaco

una vista del mar de sulu

Para llegar a Amanpulo, los huéspedes deben tomar un vuelo desde Manila a la ciudad de Cuyo y luego tomar un vuelo corto en avión o un traslado en barco a la isla de Pamalican. Amanpulo también dispone de su propia pista de aterrizaje para aquellas que prefieran viajar en avión privado. La trayectoria le permitirá a la viajera descubrir más sobre sí mismas, desarrollar habilidades de resolución de problemas y confianza en sí misma, y crear nuevas conexiones con otros viajeros. Además, la independencia y libertad que brinda viajar sola permite una mayor flexibilidad en términos de horarios, destinos y actividades, lo que puede llevar a una experiencia de viaje más personalizada y satisfactoria.

En todos los sentidos Amanpulo es la respuesta correcta para ese gran viaje que haremos por nuestra cuenta. Para encontrarnos a nosotras y en el camino descubrir uno de los destinos más sorprendentes del planeta. La isla es conocida por sus hermosas playas de arena blanca y aguas cristalinas, y el resort ofrece un ambiente exclusivo y tranquilo. La instalación cuenta con una variedad de villas y casas de huéspedes, cada una con su propia piscina privada y acceso a la playa.

un sofá con vista al océano

Las habitaciones de Amanpulo son villas de lujo y casas de huéspedes, cada una con su propia piscina privada y acceso a la playa. El resort cuenta con 42 villas y 16 casas de huéspedes, todas diseñadas con un estilo tropical moderno y equipadas con comodidades de alta calidad. Beneficiándose del confort y del lujo típicos de los hoteles Aman, el complejo les asegura una experiencia inigualable en un marco muy íntimo.

Beneficiándose del confort y del lujo típicos de los hoteles Aman, el complejo les asegura una experiencia inigualada en un marco muy íntimo. La instalación cuenta con villas y casas de huéspedes, cada una con su propia piscina privada

dos tumbonas azules y blancas frente a la piscina

Las villas están disponibles en una variedad de tamaños, desde villas de una habitación hasta villas de cuatro habitaciones. Todas las villas cuentan con una sala de estar, un comedor, una cocina completamente equipada, un amplio baño y una terraza con vistas al mar. Las villas también están equipadas con comodidades de lujo como aire acondicionado, televisores de pantalla plana, reproductores de DVD, sistemas de sonido envolvente y conexión Wi-Fi gratuita.

Asimismo, las villas cuentan con un servicio de mayordomo las 24 horas, que está disponible para ayudar a los huéspedes en todo lo que necesiten durante su estadía. Además de disfrutar de la playa y la piscina, los huéspedes pueden participar en una variedad de actividades como deportes acuáticos, como windsurf, kayak y esnórquel, o disfrutar de tratamientos de spa relajantes. El hotel también cuenta con un centro de buceo PADI que es, sin duda alguna, una experiencia de vida.

una mujer haciendo windsurf

En el plano culinario, Amanpulo cuenta con varios restaurantes que ofrecen cocina local e internacional. Sirviendo mariscos capturados localmente y verduras y hierbas orgánicas cultivadas en la isla, los impresionantes opciones para cenar de Amanpulo cuentan con variados menús que van desde la cocina filipina y la mediterránea, hasta la japonesa.

Entre sus opciones más lujosas se destacan el Clubhouse, The Lagoon Club y las experiencias de cenas privadas en la arena. Situado en el corazón de la isla, el restaurante Clubhouse ofrece opciones para comer en el interior y junto a la piscina para adaptarse a cada estado de ánimo y ocasión. Con sus columnas de madera maciza y muebles filipinos clásicos, el Clubhouse es impregnado por la hermosa luz de la mañana para el desayuno y en las noches se convierte en una lugar muy especial para aquellos que lo visitan.

plato de comida con pulpo

Por su parte, The Lagoon Club, ofrece vistas panorámicas al mar mientras disfruta de su comida. Su espacioso comedor recibe a los huéspedes según la temporada para el desayuno, el almuerzo y la cena. La cena incluye una exquisita cocina japonesa y una selección de los favoritos de Nama. Cada plato en el menú es una obra de arte, con sushi, sashimi y carne Wagyu como algunos de los aspectos más destacados.

Con los pies en la arena y la brisa del mar en el cabello, la cena preparada bajo las estrellas en la playa por un chef personal es una experiencia única. Aquí los huéspedes pueden elegir entre un festín de mariscos o carne a la parrilla a la perfección con una variedad de deliciosos acompañamientos, y luego relajarse alrededor de una fogata celebrando con un vino hasta altas horas de la noche.

Siempre que pensamos en los viajes protagonizados por mujeres solas nos viene a la mente el popular libro Eat, Pray, Love y Amanpulo es un destino ideal para recrear las experiencias del libro. En el libro, la autora Elizabeth Gilbert viaja a Italia, India e Indonesia en busca de sí misma y de una vida más significativa. En el caso de Amanpulo, la experiencia invita a desconectarse del mundo y vivir intensamente unos momentos de relax. Este es el momento ideal para tomar las riendas de tu vida y reservar tus vacaciones para ti sola. ¡No esperes más!

Para más información sobre los programas de recreo y la estancia en el resort visite su sitio web.

Compartir