Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Tromso: una aventura de color boreal en el círculo polar ártico en Noruega 

Tromsø, ubicada al norte de Noruega, es el lugar perfecto para contemplar la luminiscencia de la aurora boreal. Si bien hay una amplia cantidad de localidades en el país escandinavo para admirar en primera fila este extraordinario fenómeno natural, esta ciudad tiene una geografía privilegiada y cuenta con las comodidades idóneas para disfrutar esta experiencia.

Esta isla es ideal porque para realizar el tour no necesitas de equipos especiales para el frío. Con la puesta del sol, la inmensidad de la oscuridad plena marca el punto de partida para que ocurra la magia boreal y se cubra el cielo de Tromsø con tonalidades violetas, verdes y rosas que se pueden apreciar desde varios ángulos de la urbe.

Las opciones de alojamiento son variadas: hay cabañas, hostales, gampling, y apartamentos de lujo ubicados a menos de un kilómetro de la estación de trenes de Tromsø. Estas edificaciones cuentan con amplias terrazas que te permiten disfrutar, de una manera más cómoda y privada los matices boreales.

Un lugar recomendado para alojarte por su ubicación es el hotel Tromsø Ice Domes, que ofrece confortables iglús alejados de la ciudad lo que brinda un cielo más puro y con escasa contaminación lumínica incrementando así la posibilidad de observar el alba boreal en su totalidad.

Este hotel ofrece la experiencia de dormir en una habitación hecha de hielo, con sacos de dormir y pieles para protegerte del desafiante frío. También cuenta con paseos en raquetas de nieve, tour de sus instalaciones y una gastronomía local preparada en fogatas al aire libre.

Otra excelente alternativa es hospedarte en la reconocida cadena hotelera Radisson Blu Hotel en el puerto de Tromsø. Sus lujosas instalaciones se destacan por contar con un puente de cristal desde donde puedes apreciar las auroras boreales sin salir del recinto.

Además, cuenta con spa, sauna, restaurantes y más. Su ubicación te permite tener muy cerca todas las actividades extras que puedes realizar en Tromsø como visitar el Museo Polar, entre otras. 

Si lo tuyo es una aventura más campestre, puedes alojarte en Aurora Camp Tromsø, que te brinda la oportunidad de conocer un poco sobre la cultura sami y sus tradiciones.

Tromsø te brinda un amplio abanico de oportunidades para realizar el tour y observar la aurora boreal, entre los más recomendados por los turistas se encuentran: Northern Soul Adventures que es exclusivo para 8 personas y te proveen de equipo fotográfico como trípodes para que tus fotografías sean más optimas, entre otras bondades y Artic Breeze As que ofrece bebidas calientes e incluso te suministran la ropa indicada en caso de no contar con ella en el momento.

Te preguntarás cuál es la mejor época del año y la hora ideal para admirar este fenómeno atmosférico. Las auroras boreales solo son visibles bajo ciertas condiciones, en ciertos momentos del año y solo con suficiente actividad solar. La mejor época para ver las auroras boreales es entre septiembre y abril, cuando las noches son lo suficientemente oscuras. Sin embargo, las perfectas condiciones ocurren entre noviembre y enero de cada año.

En la capital del Artico, además de contemplar las auroras boreales, puedes disfrutar de la majestuosidad de los fiordos que se entrelazan con el cielo iluminado. Hay varios paseos guiados para no dejar por fuera, empezando con una excursión a Sorfjord ubicado en Ullsfjord a 54.7 kilómetros (1 hora y 25 minutos) de Tromsø.

La playa de Bernsholmen en Sommaroy a una distancia de 53.8 kilómetros de la isla, un viaje que dura un poco más de una hora, es otro lugar donde, sin lugar a duda, podrás presenciar otro ángulo de este fantástico suceso. Por igual, es recomendable ir acompañado por un guía.

Skulsfjord es una de las ubicaciones más privilegiadas para admirar la aurora boreal. Tiene como ventajas la cercanía a la ciudad (Tromsø) la distancia es de tan solo 25 minutos y de fácil acceso, por ende, puedes tener autonomía en tu recorrido porque no es necesario que participes en ninguna caminata guiada.

Ersfjord y Otertinden son otras de las localidades para deleitarte observando, desde primera fila, las auroras boreales en Tromsø, pero debes tener presente que son las más alejadas de la ciudad. Para algunos, la frondosidad de sus áreas verdes y la lejanía de la urbe, son precisamente los puntos más llamativos para aquellos que desean vivir una experiencia más extrema lejos de la contaminación lumínica.

Entre fiordos, montañas, arte y gastronomía escandinava

Noruega se destaca por sus valores enfocados en la libertad y la generosidad. El clima en invierno en la costa es llevadero, mientras que en otras zonas es intenso y nevado. En contraste, suelen tener veranos con temperaturas suaves con escasa humedad.

Al país puedes ingresar por cielo, tierra y mar. Noruega cuenta con una red de transporte óptima en general, pero la vía de transporte más usada para movilizarse dentro del país es el tren. Para llegar a lugares más recónditos como Tromsø o Lofoten, el recorrido debes hacerlo en autobús.

Pero, no solo de luminiscencia boreal se trata, en Noruega puedes visitar la costa colmada de los más extraordinarios fiordos como el famoso «Lyngenfjord» que cuenta con más de 80 kilómetros de largo y bosques dignos de cuento de hadas donde puedes disfrutar de paseos en trineo, entre otras actividades al aire libre. Otra visita obligatoria es el mirador «El púlpito».

Los imponentes paisajes montañosos y las templadas cascadas del oeste y norte de Noruega —que se expanden hasta el círculo polar ártico— se prestan para excursiones y otras actividades como el esquí, una parada obligada para visitar es «Holmenkollen» el museo del esquí. Entre los destinos turísticos preferidos destaca Oslo (su capital) donde se mezclan naturaleza, cultura y lujosas experiencias.

En Trondheim, puedes visitar la majestuosa catedral de Nidaros y caminar a lo largo de las casitas a orillas del río Nidelva. Asimismo, Senja, es la segunda mayor isla del país escandinavo basando su economía en la pesca, también es un lugar turístico muy visitado por ser idóneo para contemplar las auroras boreales.

Con sus paisajes espectaculares y su ubicación privilegiada, esta ciudad de noruega es el lugar ideal para disfrutar de la aurora boreal, un fenómeno natural único en el mundo 

Otras actividades turísticas recomendadas a la par de admirar «las luces del norte»- es un recorrido tipo safari en Laponia por su altiplanicie, pernoctar en un lavvu típico de un sami y admirar el sublime «Sol de medianoche», realizar turismo termal o practicar pesca deportiva y disciplinas extremas como kayak, esquí acuático, rafting, esquí, entre otros.

Para los amantes del arte y de las salidas nocturnas, las actividades se basan en el teatro, conciertos, cine y espectáculos de danzas típicas. En los bares las bebidas más populares son cerveza y el trago tradicional del país el Akuit un licor blanco con un sabor fuerte y recio.

En cuanto a la gastronomía, sus platos más icónicos son la perdiz en salsa blanca, el asado de reno, el cordero de col, la langosta y los pescados frescos, como la trucha y el bacalao que ofrece Fiskekompaniet, un agradable restaurant con vista marítima situado en el puerto central de Tromsø.

No esperes más para vivir esta experiencia mística y maravillosa, bajo la atmosfera magnética y lumínica que solo este destino escandinavo puede brindarte. 

Vive una experiencia inolvidable bajo el manto de luces danzantes en el cielo ártico

Fotos cortesía visitnorway.com

Compartir