Una joya de la arquitectura y la hospitalidad italiana en la exclusiva costa Amalfi

piscina infinita con vistas al mar mediterráneo

En la cima de una impresionante colina, en la ciudad italiana de Ravello se encuentra Caruso, A Belmond Hotel. Esta lujosa edificación, rica en historia y opulencia, fue utilizada como palacio y residencia principal de una familia romana en el siglo XI. Miembros de la adinerada familia que sobrevivieron a un naufragio en las Costa Amalfi y para marcar su buena fortuna decidieron construir allí su hogar.

Aunque gran parte del palacio original ha desaparecido con el tiempo, el hotel cuenta con obras de arte realizadas entre los siglos XV y XVII, que muestran cómo lucía el lugar en aquel tiempo. No fue hasta finales de 1800 que el hotelero Pantaleone Caruso transformó la propiedad en una estancia de lujo, convirtiéndola en una de las favoritas entre celebridades y miembros de la alta sociedad. Los cimientos de lo que alguna vez fue un palacio medieval conforman el edificio principal del hotel, y los frescos del siglo XV adornan muchos de los salones de Caruso. Visitar la propiedad es como viajar al pasado. Desde el momento en que entramos en su umbral, nos sentimos transportados en el tiempo. Dos grandes pilares de mármol y leones de piedra a cada lado de la puerta nos dan la bienvenida. Es surrealista que estos leones hayan visto pasar a ricos y famosos de la talla de la ex primera dama Jackie Kennedy, la escritora británica Virginia Woolf y más recientemente al popular cantante Justin Bieber, entre otros. Sin embargo, también se han mantenido durante siglos, convirtiéndose en un ícono que ahora representa este santuario privado.

vistas de Italia desde el balcón de su suite

Es notable el aroma de limón y hierbas frescas: tomillo y romero, que abruman los sentidos en camino al edificio principal. La atención del personal y el amable “Buongiorno” a la entrada, sirve como la introducción perfecta a la experiencia por vivir, que le aseguramos será de primera. En camino a una de las 50 habitaciones que ofrece el hotel, puedes ver los detalles arquitectónicos del Palacio original. Los techos abovedados y los arcos de piedra son un elemento básico de cada habitación, con distintivos detalles en cada uno de ellas.

Con vistas panorámicas al mar Mediterráneo y un entorno histórico lleno de encanto, este lujoso hotel es el lugar perfecto para disfrutar de unas vacaciones relajantes y rejuvenecedoras

Las suites ofrecen una decoración única, vibrante y elaborada, con un toque de simplicidad y elegancia. Los pisos de cerámica y los baños de mármol prístino, complementados con frescos originales pintados en el siglo XV, crean un equilibrio perfecto entre la decoración tradicional y la moderna. Y lo mejor de todo, la mayoría de las habitaciones tienen terrazas o jardines privados donde los huéspedes pueden aprovechar las vistas panorámicas de las aguas costeras italianas y disfrutar de primera mano de la belleza natural de Amalfi.

baño de mármol con bañera

El acceso a estas excepcionales vistas continúa en las tres áreas de comedor y el bar que forman parte de la propiedad. Cada restaurante ofrece los vibrantes sabores de la cocina italiana haciendo énfasis en productos locales frescos servidos con un toque original. En sus cocinas, los chefs rinden homenaje a la cultura local, sirviendo platos realmente deliciosos.

Entre las ofertas culinarias le recomendamos disfrutar de un desayuno italiano tradicional en el Ristorante Caruso. Para el almuerzo, la instalación sirve comidas clásicas de Campania, desde Sfogliatella Napolitana hasta mariscos frescos y locales. Si estás buscando una comida sencilla y elegante con sabores vibrantes y vistas espectaculares de la costa, este es el lugar perfecto para un desayuno o cena más informal. Otra opción culinaria es el Pool Grill, el cual ofrece un paisaje perfecto para un almuerzo en total relax. Allí podrás degustar una pizza napolitana tradicional, ensaladas frescas y bebidas deliciosas.

Por su parte la máxima experiencia gastronómica del hotel es el Ristorante Belvedere. Este exclusivo restaurante, que tiene un código de vestimenta formal, ofrece sabores clásicos de la región de Campania preparados por el chef Armando Aristarco. Una comida allí es una experiencia sensorial. No solo estarás degustando productos frescos y exquisitos, sino que también puedes darte un festín con los aromas y los sonidos de la Costa Amalfi desde la comodidad de tu mesa privada.

mesa de comedor con vistas al mar

Pasar el día junto a la piscina y disfrutar de las comodidades que ofrece el hotel es realmente algo inolvidable. Entre las amenidades más codiciadas del reciento se destaca su piscina infinita que resulta ser una gran experiencia ya que se funde el mar con el cielo. Allí encontrarás un servicio de primera, rodeado de una belleza natural indescriptible. De la piscina han disfrutado conocidas personalidades entre las que se encuentran Sofía Vergara y su esposo, Joe Manganiello, quienes celebraron su aniversario de bodas en el Palazzo en 2019. Y si no te apetece tomar el sol junto a la piscina, el hotel ofrece todo tipo de actividades y servicios para sus huéspedes. Su Wellness Centre brinda experiencias sensoriales que nutren el cuerpo, la mente y el alma, mientras que su spa ofrece experiencias de estancia VIP que se adaptan a cada uno de sus clientes. Para aquellos que buscan relajarse y desconectarse, el spa tiene disponible relajantes baños y exfoliaciones de cuerpo completo en sus patios privados. Y para los huéspedes que buscan aumentar su fuerza y resistencia, el entrenador personal de Caruso les dará una visita guiada por las calles históricas de la ciudad, donde alternarán entre diferentes velocidades de caminata para aumentar la agilidad.

Cuando se pone el sol, lo ideal es disfrutar de la vida nocturna de la Costa Amalfi desde el Bar Caruso. Con una amplia lista de cócteles originales y una gran selección de vinos y champán, allí puedes contemplar los frescos del siglo XVIII mientras disfrutas de ambiente único. Escuchar música en vivo en este pintoresco bar italiano es el final perfecto para un día en la Costa Amalfi.

Situado entre el increíble paisaje de la Costa Amalfi, El Hotel Caruso es un tesoro que alberga grandes experiencias de lujo, ofreciendo a sus huéspedes la oportunidad de vivir un pedazo de su historia. Caruso es, definitivamente, la puerta de entrada al glamour de Amalfi y un destino must para todo el viajero que está en busca de singulares experiencias de lujo.

Compartir