Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

El brillante legado de Cartier un viaje a través de la creatividad y el estilo 

En el mundo de la alta joyería, pocos nombres evocan tanto lujo, elegancia sus humildes comienzos en París en 1847, la Maison ha sido sinónimo de artesanía excepcional y diseño innovador. El recién publicado libro “Diseño Cartier: Un Legado Vivo”, escrito por la renombrada curadora y autora mexicana Ana Elena Mallet, nos invita a explorar el pasado y el futuro creativo de esta icónica marca.

Una de las piezas centrales de esta fascinante publicación es la colaboración entre Cartier y el Museo Jumex de la Ciudad de México. En esta asociación única, el museo albergó una exposición que presentaba 180 piezas de joyería de Cartier, destacando la fuerza creativa y la habilidad técnica de los joyeros de la Maison a lo largo de sus 175 años de historia. Esta exposición no solo fue un tributo a la maestría artesanal de Cartier, sino también una celebración de la influencia duradera que la marca ha tenido en el mundo de la moda y la joyería.

El libro se sumerge en la historia de Maison, explorando cómo ésta desarrolló su distintivo vocabulario de diseño, influenciado por los directores creativos, artesanos y, por supuesto, los clientes que dieron vida a sus creaciones. Dividido en cinco secciones, el libro nos lleva en un viaje desde los primeros días de Cartier hasta el presente, destacando figuras clave como Jeanne Toussaint, una de las creativas más influyentes de la Maison, y la actriz mexicana María Félix, una de las mayores admiradoras de Cartier.

María Félix comenzó su carrera en el cine en la década de 1940 y llegó a ser la actriz más famosa de la pantalla mexicana. Conocida por su elegancia, estilo y su actitud poco convencional, a María le apasionaban las joyas grandes y llamativas, y Cartier era experto en crear piezas que cumplían con sus exigencias.

Entre las joyas más destacadas de María Félix se encontraban sus collares de serpiente y cocodrilo. El collar de serpiente, con su diseño sinuoso, representó un desafío para los artesanos de Cartier, quienes dedicaron numerosas horas para garantizar su perfección técnica. Después del éxito de este collar, María decidió desafiar nuevamente la creatividad y habilidades de los artesanos de Cartier al encargar un collar de cocodrilo. Se cuenta que María visitó personalmente la boutique de Cartier con un bebé cocodrilo vivo para mostrarle a los artesanos, con el objetivo de que pudieran capturar la esencia realista de la criatura en la joya. El resultado fue tan excepcional que María hizo una visita especial al taller para agradecer personalmente a los artesanos que trabajaron en la pieza. Con el tiempo, Cartier adquirió el collar como parte de su colección, consolidando así su estatus como pieza icónica de la marca.

Uno de los aspectos más intrigantes del libro es la exploración del proceso creativo de Cartier. Desde el meticuloso trabajo de Louis Cartier en el establecimiento del estilo distintivo de la firma hasta la influencia de otras culturas en el diseño de la Maison, el libro nos sumerge en el mundo fascinante de la alta joyería.

“Diseño Cartier: Un Legado Vivo” es un tributo a la creatividad, la artesanía y el legado duradero de una de las marcas más icónicas de la historia de la moda. A través de sus páginas, nos sumergimos en un mundo de belleza y elegancia atemporal, recordándonos que el verdadero arte nunca pasa de moda. 

Fotos: cortesía de “Diseño Cartier: Un Legado Vivo” por Ana Elena Mallet Rizzoli, 2023

Compartir