Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Elogio al Mar: la colección de Mikimoto celebra la belleza del océano y sus criaturas 

Mikimoto, la prestigiosa marca japonesa de joyería de lujo, se lanzó al mar y decidió honrar el 130 aniversario de la invención de la perla cultivada con una nueva colección de alta joyería que celebra el lugar de nacimiento de la perla: el reino de Poseidón. Bajo el nombre Elogio al Mar, esta colección es un homenaje a la tradición japonesa y al lujo, sumergiéndose en un mar de creatividad lleno de colores, formas e inspiraciones oceánicas.

Cada una de las 50 piezas únicas celebra uno de los mayores regalos de la Madre Naturaleza: el mar, que también es la razón de ser del imperio Mikimoto. Conocida como una marca tradicional de joyería de perlas, en esta colección, Mikimoto ilumina no solo las perlas cultivadas -¡y algunas naturales!-, sino también a su talentoso equipo experto en gemas. Es sencillamente espectacular como esta casa de joyas presenta obras de arte realistas, imitando la fauna y flora que se encuentran bajo la superficie del mar, muchas de ellas presentan gemas de colores raros y espectaculares. Es justo decir que esta vez, los diseñadores de Mikimoto usaron más gemas de colores de las que jamás han utilizado antes. 

El conjunto único llamado La Suite de la Ballena Azul está compuesto por un collar y pendientes que retratan dramáticamente el movimiento gracioso de una ballena azul madre y su cría nadando en armonía justo debajo de la superficie del agua. Turmalinas, zafiros, aguamarinas y granates se combinan con remolinos de diamantes y oro blanco, imitando el movimiento del agua mientras las dos ballenas nadan, agitando el mar. El punto focal es una turmalina verde de 41,54 quilates ubicada en el corazón del diseño del collar de alta joyería. El director creativo de Mikimoto, el Sr. Yu Suzuki, utiliza esta gema para resaltar el tono del océano y el dinamismo brillante de las ballenas.

Además, el lanzamiento de la colección está acompañado por un emocionante video promocional que transporta a los espectadores a las profundidades del océano, donde las modelos lucen las impresionantes joyas de Mikimoto mientras levitan entre ballenas y otras criaturas marinas. Este video cautivador no solo resalta la belleza de las piezas de la colección, sino que también crea una conexión más profunda con el tema marino que inspira la colección.

Sumérgete en el lujo y la elegancia con las joyas de Mikimoto que se entrelazan con ballenas y criaturas marinas en un viaje maravilloso

El conjunto Escuela de Peces, presenta un collar de alta joyería que recrea elegantemente una escuela de peces nadando en lo profundo del mar. Perlas Akoya se entrelazan con 11 gemas de diferentes colores para crear la forma ondulada que las escuelas de peces hacen con los movimientos de sus cuerpos.

Por otro lado, el conjunto Erizo de Mar utiliza gemas de colores para crear la forma literal, los tonos y los matices del misterioso erizo de mar. Los picos irradian desde la piedra central adornada con turmalinas, zafiros azules y morados, esmeraldas y diamantes, imitando la forma única del cuerpo de esta criatura.

El collar Coral recrea las formas tubulares y los tonos rosados suaves de un tramo de coral marino debajo de la superficie del agua a través de una selección de gemas de colores. Las formas de los peces se presentan dentro de un ajuste de garra acentuado, creando la ilusión de una escuela de peces nadando dentro del arrecife de coral.

Por último, el equipo de diseño de Mikimoto da vida a la verdadera forma de una anémona de mar, una planta terrestre que se encuentra en lo profundo de las aguas. La forma orgánica del cuerpo tubular de la anémona se construye en oro blanco y está adornada con zafiros multicolores, granates, espinelas y diamantes. La característica más llamativa de la pieza es un tanzanita con forma de lágrima de 14.04 quilates que cuelga en el centro.

Y es que la colección de alta joyería Elogio al Mar de Mikimoto está repleta de piezas que podemos describir de muchas maneras: imaginativas, elaboradas, intrincadas. e incluso podríamos llamarlas modernas.

Fotos: cortesia de Mikimoto

Compartir