Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

1000 Miglia 2024: la exclusiva carrera de autos antiguos celebró la Coppa Delle Alpi

El fantástico recorrido de los autos históricos que conforman la cuarta edición de la Coppa delle Alpi de las 1000 Miglia 2024 partió desde la plaza más emblemática de Trieste en Italia —la Piazza Unità d’Italia— y culminó en Courmayeur luego de un itinerario de este a oeste por la cresta alpina que abarcó 1.600 kilómetros a lo largo de varios países de la región entre ellos Italia, Suiza, Alemania, Eslovenia, Francia y Liechtenstein.

En esta edición participaron 30 audaces alineaciones, que como es requisito fundamental de la carrera, estuvieron al volante de automóviles construidos hasta finales de 1990. Las tripulaciones se enfrentaron a 90 pruebas contrarreloj y a 18 pruebas de dificultad media en un circuito de cinco etapas.

Entre las marcas que destacaron en la Copa estuvieron Aston Martin, Fiat, Alfa Romeo, Bugatti, Mercedes Benz, Ferrari, Porsche, Jaguar, entre otras. Los líderes del podio fueron Stefano Ginesi y Susanna Rohr que a bordo de un magnífico Fiat 508 S Balilla Coppa D de 1934 aseguraron su indiscutible primer lugar. Al volante de un imponente Aston Martin Db2 de 1951, la segunda posición la ocupó el equipo conformado por Michel Decremer y Marie Mertens y el tercer puesto lo obtuvo Sergio Carrara y Walter Consoli desde un fascinante Jaguar XK 120 Ots de 1953.

Una mención especial merece la dupla conformada por Jeffrey Gault y Paul McCarthy, que ganaron el premio especial Trofeo St. Moritz por ser los mejores en las pruebas contrarreloj entrando y saliendo de la localidad conduciendo un hermoso Jaguar XK 140 de 1955.

UN ESPLENDOROSO RECORRIDO POR LOS ALPES

El recorrido comenzó en Trieste y siguió por Kranjska Gora donde continuaron hacia Tolmezzo hasta la llegada de la primera etapa en Cortina. Los coches siguieron la segunda etapa hacia Val Badia cruzando la frontera para llegar a Austria en una trayectoria que abarcó desde Innsbruck hasta Seefeld. El tercer tramo prosiguió hasta llegar a Garmisch en Alemania, desde donde comenzaría el cuarto trecho dando pie al retorno hacia Italia.

En la quinta etapa de regreso, se trasladaron al hermoso paisaje de Saint Moritz en Suiza para seguir el camino hasta Vaduz en Liechtenstein. Para el último tramo siguieron la ruta hacia el majestuoso paisaje de Chamonix-Mont Blanc en Francia para finalizar el recorrido en Courmayeur en Italia.

A la par del evento, los competidores formaron parte activa de un reflexivo proyecto: Il Grande Viaggio Alpino. 1000 Miglia junto a sus aliados el Consorcio AAster, la Universidad de la Montaña, la Fundación Altagamma y la Región del Valle Aosta enfocaron su atención en una temática inspirada en las “transformaciones socioeconómicas, antropológicas y medioambientales de la macrorregión alpina”.

Entre las marcas que destacaron estuvieron Aston Martin, Fiat, Alfa Romeo, Buggatti, Mercedez Benz, Ferrari, Porsche y Jaguar

En las paradas a lo largo del trayecto, un grupo de profesionales especializados sostuvieron reuniones con representantes de las instituciones locales de los países que integran la región. La finalidad de estos encuentros, según los organizadores, fue generar intercambios e ideas para fomentar mejores prácticas.

“Traer autos clásicos a Los Alpes para discutir la sostenibilidad pudo haber parecido una idea loca al principio. Sin embargo, la audacia de 1000 Miglia no radica solo en la velocidad, sino en el pensamiento audaz. A través de este proyecto, apuntamos a crear una red entre las comunidades alpinas que poseen reservas invaluables de valores que deseamos narrar con la ayuda de estas obras maestras, técnicas y de diseño. Las ciudades respondieron entusiastamente, incluso abriendo las puertas de sus centros peatonales”, argumentó Alberto Piantoni, CEO de 1000 Miglia Srl.

La competencia estuvo flanqueada por ocho automóviles con una comitiva de expertos en los asuntos que acoge el proyecto como agricultura, artesanía, cultura, energía y turismo. En cada uno de los países que formaron parte del recorrido, los representantes hablaron sobre turismo sostenible, los enlaces entre la agricultura de montaña y el turismo, infraestructuras deportivas, producción agroalimentaria de montaña, la ganadería, accesibilidad e inclusión.

La masiva participación de competidores, entusiastas y fanáticos de las carreras de autos, así como el incremento del turismo y de las ganancias comerciales hicieron de la cuarta edición de la Coppa delle Alpi de las 1000 Miglia 2024, un evento único que no solo ofreció una competencia exclusiva y de alto nivel, sino también la oportunidad de apoyar la sostenibilidad en todos sus ámbitos. Sin duda, Il Grande Viaggio Alpino de 1000 Miglia es un proyecto de protección y promoción del crecimiento de los sectores ambientales y socioeconómicos de los países que conforman la región.

En esta edición participaron 30 audaces alineaciones, que como es requisito fundamental de la carrera, estuvieron al volante de automóviles construidos hasta finales de 1990

Fotos: cortesía de Mille Miglia 2024

Compartir