Al ritmo de Earth, Wind & Fire

La Arquidiócesis de Miami celebró su 65 aniversario con una elegante gala en el Centro de Convenciones de Miami Beach

El Centro de Convenciones de Miami Beach se transformó en el escenario de una velada extraordinaria que conmemoró el 65 aniversario de la Arquidiócesis de Miami. Casi 900 personas se unieron con el deseo compartido de respaldar los programas educativos de la arquidiócesis, logrando recaudar más de $3.8 millones en apoyo a esta noble causa.

La celebración comenzó con una vibrante “hora loca”, donde los invitados disfrutaron de entretenimiento temático de carnaval antes de que se abrieran las puertas del elegante salón de baile. La noche culminó con la actuación de la mítica banda de soul Earth, Wind & Fire, elevando energía de todos los presentes. Previamente al concierto, los asistentes degustaron una exquisita cena, escucharon un testimonio conmovedor y fueron inspirados por varios discursos que destacaron el propósito de la velada.

Uno de los momentos más emotivos fue el testimonio de David Barbier, Jr., graduado universitario de primera generación en la Universidad de Syracuse. David compartió su experiencia educativa y formativa en la Escuela Catedral de Santa María y la Escuela Secundaria Msgr. Edward Pace, subrayando que nada de esto habría sido posible sin el apoyo financiero recibido por parte de la arquidiócesis y sus generosos donantes.

Posteriormente, Jorge Luis López, acompañado de su esposa Marilé, se dirigieron a la audiencia para expresar las razones que los motivaron a respaldar la causa y alentar a otros a seguir su ejemplo.

El cierre de la noche estuvo a cargo del arzobispo Thomas Wenski, quien destacó que los fondos re- caudados serán destinados a sufragar los programas educativos de la Arquidiócesis de Miami, cerrando la velada con un mensaje de esperanza y agradeci- miento por el compromiso de todos los presentes. Acto seguido, el concierto de Earth, Wind & Fire envolvió a los participantes con su espectáculo musical legendario, inspirándolos a entregarse por completo a la experiencia. 

Fotos cortesía de la Arquidiócesis de Miami

Compartir