Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Disfrute de una experiencia decadente en el nuevo restaurante Contessa

Contessa es el nombre del nuevo restaurante del aclamado Major Food Group (MFG) cuya reconocida hospitalidad a nivel mundial sigue arrasando en Miami por ser decadentemente divertida, sensual y refinada. Ocupando dos inmensos pisos del edificio ubicado en el 111 NE 41st Street, este innovador local está abierto para almuerzo y cena. Su decoración está inspirada por la clase y sofisticación de las lujosas mansiones y villas del norte de Italia, adaptadas a los gustos de hoy y en específico al gusto de sus dueños quienes son jóvenes, afluentes y modernos.

Se trata de Jeff Zalaznick, Mario Carbone y Rich Torrisi, quienes se han convertido en los “chicos” más populares en el ámbito gastronómico, ya que cuentan con más de 40 restaurantes, nightclubs, bares y hoteles. Su imperio global está esparcido por el mundo, en ciudades claves como Nueva York, París, Las Vegas, Miami y Hong Kong. Dentro de su portfolio se encuentran importantes restaurantes concepto como Carbone, The Grill, Dirty French, ZZ’s Club, Sabelle’s, Contessa y Torrisi, y otros nuevos que serán lanzados este año.

El Contessa original está ubicado en el rooftop del Newburry Boston, un elegante y discreto hotel que evoca la clase y gracia de la época en la cual Boston surgió como una ciudad de gran enriquecimiento cultural y parte de la gran historia norteamericana. La revista Boston Common afirmó recientemente que Contessa es el lugar donde la crème de la crème se encuentra cada día, declarándola el epicentro culinario de la ciudad en este momento. Por su parte, desde que el restaurante abrió sus puertas en Miami, todas la mesas han estado reservadas y la aceptación del público ha sido sorprendente. La decoración es parte del compromiso de la marca, se logró creando un ambiente acogedor, con un distintivo lujo. Allí se destacan los colores rosa y azul Venecianos, las maderas brillantes que se asemejan aquellas en los yates Riva Italianos, y las pinturas antiguas, fotografías históricas, espejos vintage, e impresionantes lámparas Art Deco de vidrio opaco.

En el plano gastronómico, la selección de antipasto es maravillosa, e incluye un delicioso Carpaccio de carne de Chianina (la afamada carne importada de Italia), y un pulpo agridulce (el pulpo perfectamente asado marinado con peperone creando un plato con contrastes). Otro interesante plato de entrada es la ricota batida, la cual para mí estaba falta de consistencia y fue presentada como un queso líquido con sabor a Burrata. Para empezar, también recomendamos la variedad de salamis disponibles, que incluye Prosciutto San Daniele, Mortadella Emiliano y Speck Alto Adige, algunos de estos están entre los mejores productos italianos de jamón artesanal en el mundo.

Por su parte, las albóndigas de Contessa, las cuales son presentadas con mostaza de grano entero, son exquisitas pero diferentes a las acostumbradas albóndigas en salsa roja. Entre las ensaladas, nos llamó la atención un carpaccio de calabaza con rúcula y semillas de calabaza que nos pareció muy sabrosa y perfecta para disfrutar antes de una buena pasta. Otro triunfo culinario son las gnudi de ricota di Pecora, ya que no es fácil poder fabricar estas pequeñas almohadas de ricota de manera que puedan soportar el calor de agua hirviendo y salir victoriosas, con una delgada piel de harina convertida en pasta, una sedosa mantequilla y hojitas de espinaca. También fue una delicia degustar el arroz Guanciale e Pepe, una especie de risotto cocinado con guanciale, tocino de pato y pimienta negra. Otras pastas de impacto son el Fusiló Genoveses con abundante pesto y queso, y el generoso Capellini repleto de langostas picante.

¿Y te apetece una pizza? ¡Por qué no! La clásica pizza Marguerita, es simple y pura, al igual que la Salumi, la cual eleva a la Marguerita con una Soppressata, aceite de chile y con el punto perfecto de picante. No puede tampoco dejar de probar la pizza Vongole, con crema calabriana y almejas “Oreganata”. Antes de probar la carne en Contessa se acostumbra a comer pescado. Les recomiendo los langostinos al horno con fagioli, un plato que ofrece una simplicidad apreciada, al igual que el popular Branzino Mediterráneo a la brasa. Otra sugerencia es compartir la Bistecca Fiorentina de 40 oz o la Tagliata Ribeye, los cuales son deliciosos. El pollo a la mantequilla sostanza es un plato decadente e inolvidable por estar impregnado en una salsa de mantequilla europea y sazonado con especies que transforman el ave en algo peculiar y… ¡Riquísimo!

Y el final es algo espectacular, se trata de la Torta Baci, un delicioso plato de chocolate Baci con tarta, praliné de avellanas y mousse de chocolate. También de excelente es la crema inglesa, una clásica crème anglaise con ganache de chocolate y gelatos hecho a mano. ¡Qué delicia!

Fotos Michael Stavaridis
Compartir