Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

El mundo culinario de JAN

En el corazón de Múnich, entre el arte y la vida urbana de Maxvorstadt, se encuentra un rincón culinario donde la sofisticación y la emoción convergen en cada plato: “Labor der Liebe” —que significa laboratorio de amor en español— de Jan Hartwig. Desde su apertura en octubre de 2022, este restaurante ha sido más que un lugar para disfrutar de una excelente comida; se ha convertido en un destino culinario donde cada bocado cuenta una historia de pasión, creatividad y maestría.

Jan Hartwig, el genio culinario detrás de JAN, ha logrado en poco tiempo lo que muchos chefs sueñan toda una vida: tres estrellas Michelin. Jan ha dejado una huella imborrable en el mundo culinario al convertirse en el primer chef sudafricano en alcanzar la codiciada estrella Michelin. Lograr un lugar en el firmamento Michelin es, sin duda, el máximo honor en el ámbito culinario, pero recibir este reconocimiento en solo seis meses, luego de la apertura de su restaurante, es una hazaña rara y excepcional.

Creciendo en el corazón de la provincia de Mpumalanga en Sudáfrica, Jan desarrolló una relación única con la comida. A pesar de las expectativas de seguir el camino de su padre y convertirse en granjero, Jan prefirió adentrarse en la cocina. Fue allí, nutrido por su madre y abuela, donde perfeccionó un talento que eventualmente lo llevaría a abrir este aclamado restaurante.

Con sólo 40 asientos, una sala de comedor privada y una cocina abierta, JAN logra un equilibrio perfecto entre la elegancia y la intimidad. La luz que inunda el restaurante crea una atmósfera relajada en la que los comensales pueden disfrutar de una experiencia gastronómica única. Ubicado estratégicamente en el corazón de Múnich, entre el Kunstareal y la vibrante Maxvorstadt, JAN ofrece no solo un festín para el paladar sino también una conexión con el pulso cultural de la ciudad.

Además, bajo la dirección de Kilian Skalet, el equipo de JAN acoge a los comensales con encanto y profesionalismo. Cada miembro del equipo está comprometido a hacer que su visita sea memorable, contribuyendo al ambiente cálido del local.

El menú degustación, que cuesta 320 euros sin incluir las bebidas, revela una sinfonía de sabores cuidadosamente seleccionados. Platos exclusivos del menú adicional añaden capas de emoción y diversidad. La sala de comedor privada, con capacidad para 18 personas, y la posibilidad de alquilar todo el restaurante fuera de las horas de apertura, hacen de JAN el lugar perfecto para celebrar ocasiones especiales.

Y es que en JAN, cada plato cuenta una historia. Cada visita es una experiencia, y cada bocado es una expresión de la pasión y maestría de Jan Hartwig. Desde las delicias culinarias hasta el ambiente encantador, JAN redefine la alta gastronomía, convirtiéndose en un destino ineludible para los amantes de la buena comida. ¡Bienvenidos a JAN donde cada momento es una celebración culinaria y la emoción vive en cada plato! 

Con solo 40 asientos, un ambiente sofisticado y el talento del chef maestro, JAN redefine la alta gastronomía alemana 

Compartir