Giselle: Una experiencia gastronómica única en el corazón de Miami

bistec tomahawk con hueso colgando sobre el fuego

Con una atmósfera enigmática y un innegable atractivo, el restaurante Giselle Miami busca brindar una experiencia gastronómica única combinando su exquisito menú de primera con una pizca de sensualidad. Cada detalle de su decoración, iluminación y hasta el servicio están diseñado para envolver a los comensales en un ambiente de sofisticación y encanto, convirtiendo su visita en una seductora experiencia sensorial.

bar en la azotea al aire libre de giselle

El restaurante Giselle invita a sus comensales a una experiencia culinaria excepcional que mezcla sabores de la cocina asiática, mediterránea y francesa. A cargo de la cocina se encuentra el chef ejecutivo Gustavo Zuluaga, quien lidera la fusión de estas cocinas para ofrecer una experiencia gastronómica única.

Recientemente tuvimos el placer de visitar Giselle, ubicado en la azotea del edificio E11EVEN en Miami, para una cena de degustación que superó nuestras expectativas y nos dejó deseando regresar. Desde el momento en que los comensales toman asiento, son atraídos por las maravillas del lugar gracias a un menú cautivador que apuesta por una propuesta juguetona y atractiva con categorías como “Seducción”, “Indulgencia” y “Deseos”.

Sugerimos comenzar con el refrescante cóctel “Cabeza Sobre Tacones” una mezcla de vodka E11EVEN, espumoso de rosé, frambuesa, hierba de limón y cítricos, servido en un zapato de tacón y diseñado para compartir. Entre los platos que nos “sedujeron” enormemente están la tostadas con trufas de temporada, raclette y duxelles de cremini y la lubina chilena acompañada con berenjena japonesa al estilo miso, baby bok choy y estragón. Tampoco puedes dejar de probar el flambeado de langosta Thermidor, que consiste en una deliciosa langosta de Maine de 2 libras, preparada con salsa de coñac y mostaza de Dijon, acompañada con shitakes crujientes.

bistec wagyu, con caviar y un cóctel especiado

Entre las carnes del menú le recomendamos el filete mignon con pimientos de Piquillo, cebollitas perladas y una selección de salsas y el pollo Pekín de corral libre acompañado por panes bao, hoisin, puerros y rábanos. Para experimentar la “Indulgencia” más pura te recomendamos el Wagyu japonés A5 con una porción de arroz sushi, hojas de shiso, y ponzu de trufas y el Tomahawk de Wagyu australiano en llamas, el cual es servido con puré de papas, champiñones silvestres, y una exquisita selección de salsas. Entre las opciones “más finas” del menú también encontrarás el champán y caviar que incluye una copa de Dom Perignon Vintage Luminous y 4 onzas de caviar siberiano de 5 estrellas o una torre de mariscos con una langosta de Maine, cangrejos de piedra, ostras y camarones. Para finalizar no te olvides de satisfacer tus “placeres” con las Perlas de Giselle, un delicioso bizcocho de seis leches decorado con crema chantilly y perlas de oro y plata, que deleitará tu paladar.

plano general del restaurante

Fotos cortesía de Giselle

Compartir