Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Jenni y Josh Coba: Enmarcando el futuro

a family spending time together with small children playing with toys

Cuando empezamos a planear esta edición dedicada a las madres nos encontramos con el dilema de elegir a la mujer ideal para ilustrar lo que significa ser una Súper Mamá. La imagen de Jenni Coba surgió como la opción perfecta para esta ocasión. Nacida en Miami y criada en Lake Wales, donde ahora los Cobas mantienen una segunda residencia, Jenni es una destacada empresaria, filántropa, y excepcional madre. Junto a su esposo Josh Coba, Jenni está al frente del negocio familiar, manejando el area de mercadeo y comunicaciones.

Coba cofundó el European Wax Center con su hermano en 2004 y comenzó a otorgar franquicias en 2008, aumentando a más de 900 ubicaciones abiertas y más de 300 licencias adicionales en desarrollo. Se retiró del proyecto en 2017, pero sigue siendo accionista y apoyó a la compañía a través de su oferta pública inicial de $180 millones en 2021. Hace unos meses, Josh tomó la decisión de salir de su retiro para fundar, junto a Jenni, una nueva empresa que está ayudando a varios proyectos a expandir su presencia en el mercado a través del modelo de franquicias, como es el caso de Glosslab y OHM Fitness por solo nombrar algunos.

Para preparar este artículo organizamos una sesión de fotos en la preciosa Vanderbilt Massion de Fisher Island donde tuvimos el placer de compartir un hermoso día primaveral con esta bella familia. Los Coba han hecho de Fisher Island su hogar y desde allí buscan seguir “enmarcando el futuro” de sus cuatro bellos hijos. Después de la exitosa producción, nos sentamos con la pareja para hablar sobre sus proyectos, sus experiencias de vida y sus planes futuros. Me impresionó el amor que sienten el uno por el otro, su fortaleza y determinación, haciendo de esta una conversación inolvidable.

“Jenni es una madre maravillosa”, me contó Josh quién se emociona con la oportunidad de destacar las cualidades de su esposa. “La manera en la que Jenni y yo estamos criando a nuestros hijos es muy diferente a como yo crecí. Una de las cosas que más le agradezco en la vida es que a través de su manera de actuar me he convertido en un buen padre. Desafortunadamente yo no tuve la oportunidad de aprender esas cualidades en mi infancia, y a su lado he aprendido a ser mejor padre y mejor ser humano”.

tres niños pequeños posando para una foto

Tanto ella como su esposo enfatizan la importancia de crear una dinámica familiar saludable e inculcar valores intrínsecos en sus hijos, como el respeto, la empatía y la resiliencia. Para ellos esto es una inversión para el futuro, equipando a sus hijos con las herramientas que necesitan para tomar decisiones sabias y llevar vidas significativas. “Cuando nuestra hija mayor cumplió un año, decidimos proteger nuestro núcleo familiar, establecer límites y rodearnos solamente con personas que apoyen nuestro estilo de crianza”, explicó Jenni refiriéndose a miembros de la familia extendida. “Ahora elegimos cuidadosamente aquellas personas que permitimos ‘entrar en el círculo’ y eso nos ha traído mucha paz y estabilidad en el hogar”.

La pareja está bendecida con cuatro inteligentes niños. Emery que tiene siete años y comenzará segundo grado próximamente; Ellis que tiene cuatro y es el bromista de la familia; Wesley de tres añitos que se destaca por su perseverancia e intensidad; y bebé Margaret que apenas acaba de cumplir siete meses.

“Los cuatro tienen personalidades muy diferentes, Emery es una persona muy amable y maternal, Ellis siempre está buscando maneras traviesas de hacer reír a la gente, Wesley es mi bomba de energía y Margaret es la bebé más relajada del mundo”, contó Jenni orgullosa. Sin embargo, no todo ha sido júbilo y alegría para los Coba, durante la pandemia la familia descubrió que Ellis tenía pérdida auditiva y necesitaba cirugía y a raíz de la situación fue diagnosticado con autismo. “Todo esto ocurrió durante la pandemia cuando no teníamos acceso a doctores y fue una situación muy difícil”, recordó Jenni. Afortunadamente encontramos ayuda y le estamos dando todas las terapias que necesita para seguir adelante. Ahora escucha y habla perfectamente y se ha convertido en un niño muy bondadoso y educado”.

a family posing for a picture in formal attire

Dedicada a criar a sus hijos con una sólida brújula moral y servir de ejemplo para el futuro, la pareja está enfrascada en sacar adelante un negocio familiar que comenzaron juntos hace menos de un año. “Queríamos que nuestros hijos entendieran que el dinero tiene un valor y que hay que trabajar para lograrlo. Josh se jubiló cuando Emery tenía dos años y medio, así que ninguno de ellos realmente nos habían visto trabajar arduamente hasta ahora”, explicó Jenni entre risas confesando que el regreso al trabajo ha sido radical para la familia que todavía esta acostumbrándose al cambio. “Estoy muy involucrada en este nuevo proyecto. Mi esposo ha depositado toda su confianza en mí y estoy muy emocionada de poder apoyarlo y caminar a su lado en esta nueva aventura.

Pero sobre todo me emociona el hecho de que podremos ser un modelo para nuestros hijos”. Por años, Jenni ha estado involucrada en muchas obras filantrópicas en la comunidad que le ocupaban sus días. Entre las causas benéficas que la pareja ha apoyado se encuentran el Museo y los Jardines de Vizcaya, el Nicklaus Children’s Hospital y the Little Lighthouse Foundation, por solo nombrar algunos. “He tenido que reducir algunas de mis obligaciones filantrópicas para poder cumplir con este nuevo rol, pero estoy dispuesta a darle mi cien por ciento”, añadió Jenni.

mujer con un vestido rosa posando para una foto

La nueva empresa familiar está manejando interesantes proyectos nacionales como es el caso de GlossLab, una marca de belleza especializada en servicios de manicura y pedicura de alta calidad. Fundada en la ciudad de Nueva York en 2019, la empresa está comenzando a expandirse en los Estados Unidos. Su innovador concepto está revolucionando el mercado al no utilizar agua para remojar las manos y los pies antes del tratamiento.

De esta manera la compañía busca obtener mejores resultados y promover prácticas de belleza sostenibles. “Ocho de las 40 franquicias de Glosslabs estarán en el sur de Florida. Como parte de nuestro acuerdo con ellos, estamos adquiriendo todos sus salones en Florida y vamos a operarlos como franquicias”, añadió Josh explicando cómo se han involucrado en el proyecto. “También estamos trabajando directamente con ellos en todo el desarrollo de sus productos y en un futuro cercano estaré a cargo del desarrollo de sus franquicias para seguir creciendo el negocio a nivel nacional e internacional”. Los Coba también están involucrados en el crecimiento de la firma OHM Fitness.

La pareja ha comprado los derechos de desarrollo del área para el territorio del sur de Florida, que incluye 34 licencias de franquicia. OHM Fitness es la primera franquicia de fitness del país que utiliza la tecnología EMS (electroestimulación muscular) de forma inalámbrica y en un entorno de grupos pequeños. El concepto está basado en una experiencia de acondicionamiento físico EMS de alta tecnología que ofrece los beneficios de un entrenamiento intenso de dos horas en una sesión de 25 minutos de bajo impacto.

Tal y como están haciendo con Glosslab, Josh y Jenni abrirán y operarán varias ubicaciones y ayudarán a OHM Fitness a vender las otras licencias a empresarios calificados. Por otro lado, la familia Coba es inversionista activa en el mercado residencial de lujo del sur de la Florida y en los últimos años se ha dedicado a la venta de condominios de lujo.

una pareja sentada en un sofá y posando para una foto

En 2018, la pareja firmó un contrato para comprar un penthouse en el desarrollo de condominios Estates at Acqualina de Trump Group en Sunny Isles Beach la cual está ahora a la venta por $85 millones. La unidad está en el segundo piso de una de las dos torres en 17909 Collins Avenue. Tiene siete habitaciones, nueve baños y medio, su propio patio trasero y piscina. La propiedad además cuenta con una unidad de invitados adyacente de 3,100 pies cuadrados y una cabaña frente al mar. El precio incluye alrededor de $6 millones que la pareja gastó en amueblar la propiedad con un refinado estilo. “Es el condominio frente al mar más caro en los Estados Unidos en este momento”, explicó Josh añadiendo que ellos compraron la propiedad por tan solo 18 millones de dólares cuando el mercado inmobiliario estaba en su peor momento. Cuando ésta se venda los Coba habrán multiplicado por cuatro su inversión.

“Todo esto que estamos construyendo lo estamos haciendo para dejarle un legado a nuestros hijos”, aseguró Jenni emocionada. “Ellos son nuestro motor impulsor”.

familia sonriendo para una foto
FOTOS: ALBERTO GONZÁLEZ @AGONZPHOTO. MODA: NEIMAN MARCUS BAL HARBOUR. ESTILISMO: ANDREA JACOBS @LIVINLAVIDAGUCCI. CABELLO Y MAQUILLAJE: CELINA BEACH @BEACH.CELINA. DIRECTOR CREATIVO: DANIEL TIMIRAOS @DTIMIRAOS. PRODUCCIÓN: LMA CONSULTANTS @LMACONSULTANTS. ASISTENTE DE FOTOGRAFÍA: JACQUES PIERRE MICHE YXAMA @MICHEYXAMA. JOYAS: VIVID DIAMONDS. LOCALIZACIÓN: MANSIÓN VANDERBILT, FISHER ISLAND.

Compartir