Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Pamela Silva: una mamá de impacto

Conozco a Pamela desde hace más de 14 años, cuando tuve el privilegio de entrevistarla por primera vez y quedé fascinada con su historia de éxito. Desde entonces, he seguido muy de cerca su trayectoria como periodista y presentadora de “Primer Impacto” en Univisión. A lo largo de los años, Pamela ha evolucionado mucho más allá de ser una figura en los medios. Durante la pandemia, esta talentosa peruana experimentó una transformación vertiginosa en su vida personal. A pesar de enfrentar la separación de su esposo, logró el sueño de quedar embarazada y se convirtió en madre soltera, enfrentando con valentía los desafíos que esto implicaba. Poco después, nació Motherish, un fascinante podcast que Pamela realiza junto a su amiga y co-presentadora, Karen Comas. En este podcast, comparten historias, consejos y reflexiones sobre la maternidad en un mundo cambiante, brindando un espacio de apoyo, inspiración y humor a las madres de todo el mundo. En solo 4 años, Motherish ha crecido hasta convertirse en una comunidad de más de 125 mil descargas, mostrando el impacto positivo que ha tenido en la vida de muchas personas. En esta entrevista exclusiva, Pamela nos lleva detrás de escena de Motherish, compartiendo cómo surgió la idea del podcast en medio del caos, cómo ha crecido la comunidad y cómo equilibra la maternidad con su carrera profesional. Además, nos adentramos en su vida personal, explorando su fe, su papel como madre y su visión para el futuro.

Comencemos hablando de Motherish.¿Cómo surgió la idea de crear un podcast?

La idea nació muy en paralelo con el nacimiento de mi hijo, que es lo más bonito porque cuando una se convierte en madre nacen nuevas ideas, nuevas aventuras. La idea del podcast surgió muy poco después de que naciera Ford, cuando estábamos encerrados en casita en plena pandemia, cuando muchas nos vimos obligadas, pero también con el deseo de crear cosas nuevas, y ese proyecto fue buscar una manera de maximizar esa creatividad, quise hacer este proyecto en inglés aunque yo trabajo en español, quise arriesgar un poco más de modo muy autentico y con la idea de crear una comunidad, que es lo más importante en Motherish, para que otras mamás no se sintieran solas, no solamente en medio de la pandemia, sino en medio de lo que muchas consideramos el trabajo más importante de nuestras vidas que es el trabajo de mamá.

“Una madre profesional no puede lograr y quedar bien en todo sin la ayuda de familiares, de colegas. Hay que aprender a delegar, no sentirse supermujer porque luego fallas en el intento y esas expectativas no son realistas” 

¿Cuán grande es esta comunidad ahora? ¿Cuánto ha crecido la audiencia hasta este momento?

La comunidad ha crecido orgánica y paulatinamente y con el apoyo de mi compañera Karen, ya tenemos más de 125 mil downloads, que es como se miden los podcasts, también en redes sociales, pero la verdad es que tenemos una comunidad muy fiel. Nosotros queríamos una comunidad que creciera más que todo en calidad, y también obviamente en cantidad con el tiempo. Hemos sido muy constantes, muy fieles y sobre todo hemos disfrutado muchísimo. Nosotras grabamos todos los viernes y sacamos un episodio todos los miércoles y seguimos creciendo.

¿Cómo pasaste de la amistad entre Karen y tú a convertirse en business partners?

Yo estaba amamantando a mi hijo en el medio de la madrugada y recibo un mensaje de ella diciéndome, yo sé que la maternidad puede ser a veces muy difícil, cualquier cosa que necesites aquí estoy. Nosotras nos habíamos conocido anteriormente en el ambiente laboral y no éramos tan cercanas, pero comencé a leer su blog sobre lo difícil que había sido para ella el post parto. Aunque yo no tuve esa experiencia, admiré mucho su honestidad y vulnerabilidad y le propuse tomarnos un café y le hablé del proyecto que estaba pensando hacer y que quería que fuera la persona que me acompañara porque es muy diferente a mí, por la manera en que esta criando a su hija. Ella tiene una niña y yo tengo un niño, ella estaba casada y yo no, ella tenía ciertas creencias y yo era más disciplinada, enfocada en un horario y todo eso nos hizo un buen equipo complementándonos mutuamente en cosas en las que teníamos diferencias.

¿Cúal es para ti, personalmente, la misión más importante de este podcast?

Esta ha sido también una manera de guardar los recuerdos de nuestros hijos, una guarda fotos y videos, pero nosotras tenemos esos audios que guardan esas vivencias que no se van a repetir, que especialmente en el primer año, cada mes es diferente, después cada año es diferente, después empezando en el colegio, entonces cada faceta ha sido una aventura diferente y hemos podido documentarlo de una manera u otra a través de estos audios, la crianza y la infancia de nuestros hijos. 

Háblanos de como mantienes el equilibrio entre la carrera profesional y la maternidad.

Número uno es ser honesta contigo misma y saber que no todo va a quedar perfecto, tener expectativas realistas y cuando una está enfocada en cada sector de su vida estar 100 por ciento presente. Cuando estoy con mi hijo estoy presente al 100 por ciento, cuando estoy en mi trabajo me desconecto y me enfoco en mi trabajo. Para mí esto es lo que me ha funcionado y me ha hecho sentir lo más productiva y lo más exitosa en cada ámbito de mi vida, porque me enfoco específicamente en lo que hago en ese momento. 

“Soy una mamá muy involucrada, dejo a mi hijo en el colegio, converso con la maestra y estoy siempre en el colegio de voluntaria” 

Número dos es buscar ayuda. Somos seres que necesitamos de una comunidad. Como se dice en inglés it takes a village. Una madre profesional no puede lograr y quedar bien en todo sin ayuda de familiares y de colegas. También hay que aprender a delegar, no sentirse supermujer porque luego fallas en el intento y esas expectativas no son realistas. También hay que ser generosa con una misma y decirse que lo estás haciendo muy bien, lo estoy haciendo lo mejor que puedo hacer y es lo que mi hijo necesita en ese momento; y también rendir y sentirse plena en lo profesional. Mi trabajo para mi es muy importante, es algo que yo disfruto muchísimo, ya llevo 21 años en Univisión, es toda mi carrera, así que para mí Univisión es parte de mi casa, parte de mi identidad y le doy la importancia, el enfoque y el tiempo que también merece y necesita.

En Univisión has tenido una carrera muy bonita. ¿Cómo se siente llevar tanto tiempo en un mismo lugar, haciendo algo similar todos los días?

Primer Impacto acaba de cumplir 30 años. Es un programa muy bien establecido que se ha convertido como una marca del hogar hispano en los Estados Unidos. Es un trabajo que llevo realizando por muchos años, pero que cada día es diferente y eso es lo que me llena. Todos los días tenemos un caso en el cual podemos ayudar, una familia que necesita de nuestra plataforma para que su historia llegue a muchos oídos y puedan recibir la ayuda que necesitan, todos los días se hace alguna denuncia de casos de abuso para que no queden impunes. Lo especial de este programa es ser una plataforma que nos permite tocar tantas vidas constantemente y esta es una responsabilidad que yo tomo sobre los hombros con mucho honor, con humildad y mucha seriedad. Ser parte de un equipo y un nombre establecido conlleva una gran responsabilidad y también una gran satisfacción de poder tener ese impacto diariamente. Yo llego de buen humor todos los días al trabajo porque no sé que me espera ese día y también ese aspecto espontáneo, de que la noticia constantemente está cambiando, me motiva.

“La idea de Motherish nació muy en paralelo con el nacimiento de mi hijo, que es lo más bonito porque cuando una se convierte en madre nacen nuevas ideas, nuevas aventuras” 

¿Si tuvieras que escoger un momento significativo en tu carrera cuál sería?

Escoger una cobertura o una historia es como escoger entre los hijos porque todas son especiales, todas te marcan de una manera u otra. Yo pienso en pautas que me cambiaron y me marcaron como ser humano, obviamente hay unas muy difíciles como cuando me llamaron del tiroteo en Uvalde, Texas, que me tocó viajar ese día a San Antonio. Ya era madre, el hablar con las familias, esa historia me cambió muchísimo al ser un recordatorio de que la vida es muy frágil, de que uno tiene que vivir el presente, de que nuestros hijos son prestados, que uno puede protegerlos lo mas que uno puede pero al final solo Dios puede protegerlos. Esa cobertura de Uvalde me cambió por completo y regresé al año para el aniversario, pero en todas las historias siempre se puede hacer un cambio para una familia. Recientemente, entrevisté a un hombre que tuvo un ataque al corazón, estuvo sin signos vitales durante 60 minutos y regresó a la vida sin repercusiones mayores. Entrevisté al cardiólogo que lo atendió, quien me dijo que no tenía explicación sobre este caso, y esas son historias que me gusta contar para que la gente tenga fe y esperanza. Cada día son diferentes, pero son historias con interés humano con un impacto a largo plazo. 

Llevas muchos años apoyando a causas benéficas como Amigos for Kids. ¿Hay otras organizaciones que apoyas?

Yo estoy en la junta directiva de Amigos for Kids, que es una causa muy especial para mí. Yo pienso que si no te preocupas por lo que sucede en tu comunidad, en tu barrio, no puedes preocuparte por ayudar en otros lugares. Amigos for Kids tiene un gran impacto en el Sur de la Florida. Es un programa que provee cuidados después de la escuela a más de 125 niños en el centro de la Pequeña Habana y alrededor de 75 en el centro de Homestead y cuando uno ofrece este cuidado a esos niños estarán menos propensos a malas influencias, tentaciones y lugares peligrosos. Esas horas son cruciales para las familias y madres que trabajan que no tienen la flexibilidad de recogerlos y cuidarlos después de clases. Yo fui una niña que llegaba a la casa con mi llave y me quedaba sola, mi madre trabajó toda su vida. También el programa educa a las familias para que conozcan el sistema y puedan ser mejores padres para sus hijos. Amigos for Kids es una organización que quiero muchísimo. Llevo más de 10 años en su junta directiva. Recientemente, hace 3 años me uní a otra junta, —soy muy selectiva al escoger las organizaciones que apoyo, pues quiero dar 100 por ciento a cada una y mi tiempo es muy limitado—. Me uní a Playing for Change Foundation, una organización a nivel global, que a través de programas musicales tienen un impacto social. Llegamos a cada comunidad, en unas semanas anunciaremos la organización de Perú. En un programa musical cerca de Cuzco, nos unimos a un líder comunitario porque ellos ya conocen a la gente, y a través de programas musicales y de arte, buscamos sacar a los niños de las calles y llenarlos de esperanza, darles un sentido de propósito. Tenemos 60 programas en 17 países. Tuvimos recientemente la gala en Miami y esta organización me ha permitido viajar para conocer los diferentes programas y ver como cada comunidad tiene necesidades diferentes. Por ejemplo, en Nepal hay niñas que no pueden ir al colegio y este programa es su único escape para socializar y sentir que tienen una voz. Cada comunidad es diferente. También apoyo a St. Jude Children’s Hospital, yo soy asesora profesional de ellos, voluntaria del hospital en Tennessee y vocera en el mercado hispano. Una vez que visité el hospital, antes de convertirme en madre, me cambió la vida, y ahora que soy madre aún más. Ahora estamos organizando un evento en octubre en Miami para sus Young Professionals, una gala que se llama Its All About the Kids y estamos enfocados en esos eventos aquí en Miami. Más que todo me encanta motivar a que otras personas se unan, me encanta presentar la causa por primera vez y ver como las personas aprenden y se enamoran de la causa. Queremos hacer como un efecto dominó. Por otro lado, tenemos dos becas de estudios de Periodismo y dos de Negocios en Florida International University y estamos organizando un coctel para que los becados compartan sus experiencias de como las becas cambiaron sus vidas.

El poco tiempo libre que tienes… ¿a qué lo dedicas? ¿Cuáles son tus hobbies?

Cada vez que me reúno con amigos o con el grupo de mi iglesia para mi son momentos muy agradables. Me encanta hacer ejercicios. La parte física me ayuda mucho en mi estado anímico y mental. La salud mental debe ser una prioridad. Soy una mamá muy involucrada, dejo a mi hijo en el colegio, converso con la maestra y estoy siempre metida en el colegio de voluntaria. Compartir en familia es también muy importante, siempre estoy junto al padre de mi hijo, tenemos una excelente relación, lo cual es una bendición. Mi mamá está semi retirada y se ha convertido en la abuela del año. Poder ver a mi mamá en la faceta de abuela me ha dado un nivel de felicidad muy difícil de describir. Obviamente es una excelente madre, pero de abuela es mucho mejor y a ella este rol le ha dado mucha ilusión, le ha alargado la vida, se cuida más, hace ejercicios, y el papel de abuelita de Ford lo toma muy en serio y a mi me alegra muchísimo darle esa oportunidad de disfrutar esa nueva etapa de su vida, de viajar conmigo y el niño y para mi ha sido muy hermoso como hija ver a mi mamá como abuela. Ellos tienen una relación muy divertida y son cómplices cuando están solos y pasan mucho tiempo juntos.

«A pesar de ser una mujer divorciada creo mucho en el matrimonio y me llena de mucha ilusión volverme a casar, yo siempre lo digo porque uno tiene que manifestarlo, quiero volver a casarme y si el tiempo biológicamente me lo permite, volver a tener otro bebé»

¿En qué etapa estás en tu vida amorosa?

Yo, a pesar de ser una mujer divorciada creo mucho en el matrimonio y me llena de mucha ilusión volverme a casar, siempre lo digo porque uno tiene que manifestarlo, quiero volver a casarme y si el tiempo biológicamente me lo permite, volver a tener otro bebé. El proceso de la maternidad, estar embarazada, dar a luz, lo disfruté muchísimo y me encantaría volver a vivirla. Soy una mujer de mucha fe y ya llegará cuando tenga que llegar, cuando sea oficial compartiré más detalles. He aprendido a ser muy discreta.

Viví como espectadora la historia de tu divorcio. Debe haber sido muy fuerte tener a todo el mundo tratando de saber sobre tu vida personal.

Mi audiencia y mis seguidores fueron muy cariñosos y respetuosos y yo me enfoqué en el amor y el apoyo que recibí durante ese momento. Esto fue lo que me permitió enfrentar esa faceta.

¿Qué nos puedes decir sobre tu fe?

Uno tiene que formar una junta directiva personal donde incluyo a mi familia, a mi jefa en Primer Impacto pues somos como familia, pero también a mi comunidad. Asisto a una iglesia cristiana que se llama Vous, mis pastores son mis buenos amigos y cuando estas pasando por momentos difíciles necesitas de personas que estén orando contigo y creyendo en ti y para mi esto ha marcado una gran diferencia.

¿Qué proyectos vienen en los próximos meses? ¿Qué podemos esperar?

Karen y yo estamos trabajando en el podcast y vamos a lanzar la parte visual, nos habían pedido videos en YouTube así que nos estamos enfocando en eso como complemento de ese producto. Obviamente enfocada en Primer Impacto, que gracias a Dios es un programa que se mantiene muy relevante y que para mi es lo más importante, pero también en buscar como podemos evolucionar, pues los medios están en constante cambio y a una velocidad astronómica. También estoy trabajando en mi persona, no podemos olvidar que el proyecto más importante es uno como persona, la esencia de Pamela como mujer, de cuidarme física y mentalmente y de lograr la felicidad que es algo que uno busca, pero en lo que tiene que trabajar constantemente y es un proyecto que siempre está en proceso.

Fotos y edición: Emily Castaneda @emmacastcreative. Cabello y maquillaje : Mariana Frontado @marianafrontadomakeup. Estilismo: Savvy & Sole Mate @shopsavvy_solemate. Joyas: Diamond Images USA @diamondimagesusa 

Compartir