Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Pedrito Camacho: música del corazón

En esta exclusiva entrevista con el virtuoso músico cubano, profundizamos en su apasionado mundo musical 

Pedrito Camacho es un extraordinario talento musical. Reconocido como pianista, cantante, arreglista y director de su propia orquesta, este destacado artista cubano merece admiración por su habilidad artística. En esta entrevista exclusiva, exploramos su trayectoria, y tuvimos un adelanto del próximo lanzamiento de su nuevo disco, que refleja su genio creativo en su máxima expresión. Desde sus primeros pasos en la escuela de arte en su país natal hasta sus giras internacionales, Pedrito ha logrado fusionar de manera única la tradición y la modernidad, dejando un legado que trasciende fronteras y el tiempo. Este año, el talentoso músico celebra 20 años de una trayectoria impecable con su orquesta, El Clan, consolidando una conexión única con su audiencia.

Tu viaje musical comenzó en Cuba a una edad temprana. ¿Cómo influyó tu formación en la escuela de arte en tu desarrollo como músico y artista?

Antes de ingresar a la escuela de arte, ya tenía otras influencias a las que me gusta referirme como escalones. Según mis abuelos, aprendí a cantar antes de hablar. Inspirado por mi padre tocando la guitarra, empecé a cantar canciones mexicanas. Luego, me hicieron las pruebas de admisión para la escuela de arte, donde comencé a estudiar música y piano a los 7 años, y esto fue lo que me convenció a convertirme en un músico profesional.

¿Cómo equilibras todas tus facetas creativas, y cuál consideras tu expresión artística más íntima?

Mi mayor pasión es componer canciones; también soy arreglista y disfruto escribir para orquestas. Creo que cada habilidad desempeña un papel fundamental en mi carrera. En la música, hay momentos para cantar, otros para hacer arreglos y otros para tocar el piano. Integrar todas estas facetas proporciona experiencias en la música, ya que la vida y la música son como una escuela donde aprendes algo nuevo cada día.

Estás a punto de lanzar tu próximo EP, una obra musical compuesta íntegramente por ti. ¿Qué puedes adelantarnos sobre este nuevo trabajo y cuál es la inspiración detrás de él?

La inspiración detrás de este proyecto es seguir contribuyendo a mi carrera y hacer que las cosas sucedan. Hace tiempo que no lanzo un disco, ya que la tendencia actual es promocionarse con sencillos. Me encanta presentar discos variados, explorando diferentes géneros, como las mezclas de reguetón con bachata y música bailable que se están dando a nivel mundial. Mi público está acostumbrado a bailar en mis presentaciones, y este disco no será la excepción; todos vamos a bailar.

Has realizado giras internacionales que han tenido un gran impacto. ¿Cómo fue la experiencia de llevar tu música a diferentes continentes, y cómo ha influido en tu enfoque creativo?

Las giras han aportado no solo a mi creatividad sino también a experiencias enriquecedoras. Viajar permite conocer lugares y personas nuevas. Desde los 15 años, he viajado y conocido el mundo, absorbiendo la cultura y los diferentes géneros musicales de cada país. Experiencias en Brasil y México han moldeado mi estilo al fusionar todo lo que he vivido alrededor del mundo.

“Mi mayor pasión es componer canciones; también soy arreglista y disfruto escribir para orquestas. Creo que cada habilidad desempeña un papel fundamental en mi carrera”

¿Cómo mantienes una conexión duradera con tu audiencia a lo largo de estas dos décadas con El Clan?

Siento que los cubanos llevamos la migración en la sangre. Dondequiera que vayas en el mundo, hay una comunidad de cubanos. Mi popularidad comenzó en Cuba, y las personas que asisten a mis conciertos esperan encontrar el mismo sentimiento. Los cubanos mueven a toda la audiencia y siempre se disfruta.

Hablando de tu música, desde ritmos bailables hasta baladas románticas, cada tema refleja tu maestría en la composición. ¿Cómo abordas el proceso creativo y qué te inspira a crear nuevas canciones?

Los temas de amor son fáciles de componer, ya sea estando enamorado o después de una ruptura, las canciones que nacen del despecho suelen ser las más hermosas. También escribo canciones basadas en experiencias de otras personas; me gusta expresarme a través de la composición.

Tu música ha dejado un legado que trasciende fronteras y tiempo. ¿Cómo esperas que sea recordada tu contribución a la escena musical, y qué mensaje deseas transmitir a las generaciones futuras?

Mi primer mensaje sería que no se den por vencidos y que persigan sus sueños sin soltarlos jamás. Las personas quieren aprender de nuestras experiencias, así que recomiendo dar un paso a la vez. He entregado mi corazón a la música y quiero que sepan que, si tienen un sueño, pueden lograrlo. Espero que durante mucho tiempo sigan escuchando mi música y me recuerden como una persona alegre que no le teme a la vida ni a los retos.

A lo largo de tu carrera, ¿cuáles han sido los mayores desafíos que has enfrentado y las lecciones más importantes que has aprendido como artista?

Mi mayor desafío fue superar la niñez y pasar a la madurez casi por obligación. Viajé a La Habana con 15 años, mintiendo a todos sobre haber aprobado la escuela, y logré destacarme con mi talento a esa temprana edad. Mi determinación y amor por la carrera musical me ayudaron a superar ese desafío. Emigrar también fue un gran reto, pero gracias a mi actitud positiva, la vida me ha enseñado bien.

Mirando hacia el futuro, ¿hay proyectos o metas específicas que te emocionen o que quieras compartir con tus fans?

El lanzamiento de este disco es una de las metas más importantes, junto con nuevas colaboraciones con otros cantantes. También tengo planes de giras, eventos y conciertos. Creo que este 2024 será el mejor año de mi vida. 

Photos: Katherin Gonzalez Romero
@AllAboardPhotography

Compartir