Trascendiendo la belleza: Verónica Montes 

En esta entrevista exclusiva nos adentramos en la trayectoria de la preciosa actriz Verónica Montes, quien compartió con nosotros sus experiencias actorales desde sus raíces en Perú hasta sus destacados logros en la pantalla chica 

En el vasto universo del entretenimiento, emergen estrellas que se destacan por su innato talento y carisma único; en este resplandor de luminarias se distingue la actriz peruana Verónica Montes. Gracias a su encanto auténtico y dedicación inquebrantable, Vero, como le dicen las personas más allegadas, ha logrado conquistar corazones con sus intensos personajes. Muchos la recordarán en sus roles como “La Condesa”, “Kika Braun” y “Lizbeth Álvarez” en las series “El señor de los cielos”, “Papá a toda madre” y “La Piloto”, respectivamente. Desde sus humildes comienzos en la actuación hasta consolidarse como una figura destacada en la escena latina, Verónica ha demostrado ser mucho más que una talentosa intérprete; es una fuerza que encarna la diversidad y vitalidad de la rica cultura peruana.

Cuéntanos un poquito de tus inicios en el mundo del entretenimiento. Tengo entendido que desde los tres añitos ya estabas haciendo comerciales.

Es correcto, en este comercial que hice en Perú cuando era niña, salían varios niños, diciendo qué querían ser cuando fueran grandes. Sin que nadie me dijera qué tenía que contestar, al momento que me preguntaron a mí, la respuesta fue inmediata y sin titubeos: “Quiero ser mamá y actriz”. A los 10 años mi familia se mudó al Sur de la Florida. Mientras estaba en la escuela de Fort Lauderdale, empecé a perseguir mi sueño de convertirme en actriz. Todas las noches, al término de mi jornada escolar, iba a tomar clases de actuación. Cuándo llegaba a mi casa, mis deberes escolares pasaban a segundo plano, porque no podía detener el surgimiento de mi verdadera pasión, lo que más me importaba era practicar para lograr triunfar en el mundo artístico.

“Viví una infancia muy feliz en Perú, mi país natal. Sabores, olores, lugares, recuerdos que siempre llevo en mi corazón. Hasta la fecha, mi comida favorita es el Pollo a la Brasa y mi postre predilecto el helado de lúcuma” 

En aquella época encontré una actividad ideal en trabajar como niñera, ya que ganaba dinero para poder pagar mis clases de actuación y a la vez tenía tiempo de estudiar mientras cuidaba a los niños. Recuerdo cómo me escapaba con el carro de mi mamá a buscar castings por todo Miami. En aquella época no existía el GPS, por lo que me pegaba unas tremendas perdidas y muchas veces llegaba cuando ya había terminado. Fue un camino largo y sufrido, pero al final logré mi primer papel como extra en “Bajo las riendas del amor”.

Hablemos de tu país natal. ¿Cómo buscas representar y promover la cultura de tu país con tu carrera?

Viví una infancia muy feliz en mi país natal. Sabores, olores, lugares, recuerdos que siempre llevo en mi corazón. Hasta la fecha, mi comida favorita es el Pollo a la Brasa y mi postre predilecto el helado de lúcuma. Yo creo que la cultura del Perú no necesita representación ni promoción, habla por sí sola y se ha ganado su lugar y reconocimiento mundial por lo grande y vasta que es. Yo me siento orgullosa de ser peruana y de poder servir como una humilde embajadora de mi país a donde quiera que vaya.

Estudiaste negocios y comunicaciones en Miami, ¿cómo y cuándo fue que decidiste combinar estos estudios con tu pasión por la actuación?

Ante mi fuerte vocación de actriz, y con plena conciencia de que no iba a dejar de perseguir esta carrera, mis padres me pidieron que estudiara también una carrera alternativa, un plan de apoyo que me sirviera de sustento, fue por ello qué también estudié negocios. Hoy les agradezco mucho, ya que me abrió toda una gama de posibilidades adicionales, que hoy estoy explotando. 

“En este momento de mi vida estoy enfocada en mi carrera, pero como todo en esta vida, estoy segura que el amor llegará a su tiempo a tocar mi puerta. Solo espero que su tiempo sea… ¡pronto!” 

El 2007 tuviste la oportunidad en la televisión con Nuestra Belleza Latina. ¿Cómo fue esa experiencia y cómo impactó en tu carrera?

Participar en Nuestra Belleza Latina fue una experiencia maravillosa, y lo mejor de todo fue que me abrió la puerta para mi carrera como actriz, es por eso que la recuerdo con tanto cariño.

A partir de ahí has trabajado en varias telenovelas e inclusive te mudaste a México donde solidificaste tu carrera en Televisa. ¿Cuáles fueron los desafíos y las oportunidades que enfrentaste en esta transición?

Fueron demasiados desafíos, llegar sola a un país que no conocía, encontrarme con un círculo muy cerrado y hermético, mi acento latino, el shock de la cultura americana (con la que había crecido) y la cultura mexicana, lidiar con gente déspota e inescrupulosa, etc. Pero todo esto valió la pena por la oportunidad que recibí a cambio, qué en ese tiempo tan complicado en mi carrera, en donde pasó varias veces por mi cabeza rendirme y regresar derrotada a Estados Unidos, llegó como un salvavidas y me catapultó a otro nivel. Esto fue cuando me dieron el papel de “La Condesa”, en “El Señor de los cielos”.

Muchas personas te recuerdan por tus papeles memorables como “La Condesa” en “El Señor de los Cielos” y “Lizbeth Álvarez” en “La Piloto”. ¿Cómo te sientes con esa acogida del público?

Fue precisamente la acogida del público a “La Condesa” lo que cambió mi vida, por lo que le estaré eternamente agradecida. Su apoyo en todos los proyectos subsecuentes, es lo que me motiva todos los días a seguir creciendo profesional y personalmente. 

Eres una actriz multidimensional y tengo entendido también has hecho cine, televisión y teatro, y eres capaz de moverte entre el drama y la comedia… ¿Cuál plataforma disfrutas más y por qué?

Lo que más disfruto en la vida es estar en un set. Aunque debo confesar que hacer teatro y comedia fue a lo que estuve más renuente, donde al principio me sentía más insegura, pero al final fueron parte de mi crecimiento como actriz y también lo disfruté muchísimo. Si tengo que elegir una plataforma favorita, serían las películas de acción.

Entre tus roles cinematográficos has prestado tu voz a Disney para varios filmes incluyendo Lucha el año pasado. Cuéntanos de esa experiencia.

El doblaje es padrísimo y muy divertido. Es muy complicado actuar solo con la voz y cuadrarla justamente con la expresión del dibujo, pero al parecer tengo una facilidad para ello. Lo más satisfactorio son las caras de los niños que conozco, cuando se enteran de que yo soy esa voz, la luz y alegría de sus ojos te llena de una manera muy especial.

¿Qué nos puedes decir de tu personaje en reciente novela El Maleficio con Fernando Colunga y Marlene Favela? ¿Cómo ha sido trabajar con ese equipo?

Mi personaje es Julia. Es una empresaria fuerte y decidida, que siempre obtiene lo que quiere en cuestión de negocios, sin embargo, no ha logrado conquistar a Enrique de Martino, con quien tuvo una relación no tan seria como hubiera querido. Es por ello que llega a “La Organización”, donde hace todo por llegar al nivel más alto y conseguir todo el poder que desea. Trabajar con este equipo ha sido un placer. Marlene no solo es una gran profesional, es una gran persona, a quien tengo el privilegio de llamar amiga. Las tablas de Fernando hablan por si solas, aprendes mucho estando en el set con él. La dirección y producción, llena de gente talentosa y amable, en donde también tuve la oportunidad de hacer nuevas amistades. 

En el plano personal, ¿Cómo describirías a Verónica Montes detrás de las cámaras? Cuáles son tus hobbies? ¿Qué disfrutas hacer cuando no estás trabajando?

Soy una persona generalmente hogareña y tranquila. Me encanta ver series en casa y películas en el cine. También soy super musical, adoro ir a conciertos y bailar cada vez que tengo oportunidad. Cuando no estoy trabajando, lo que más me gusta hacer es salir de viaje, cuando estoy muy cansada, me gusta ir a un lugar que ya conozca y descansar todo el tiempo. Cuanto no estoy tan cansada, me gusta ir a conocer lugares nuevos.

Esta edición está dedicada al amor, ¿Qué nos puedes decir de tu vida amorosa? ¿Has encontrado ya a tu príncipe azul?

En este momento de mi vida estoy enfocada en mi carrera, pero como todo en esta vida, estoy segura que el amor llegará a su tiempo a tocar mi puerta. Solo espero que su tiempo sea… ¡pronto!

¿Cómo haces para mantener el balance entre la intensidad de tu carrera profesional y tu vida privada?

Mantener un balance es algo muy difícil, y es un trabajo del día a día. Tengo un objetivo de tiempo personal a la semana, que siempre trato de cumplir. Aunque para ser honesta hay veces que no lo logro.

Cuéntanos sobre tu vida en México, ciudad donde resides. ¿Cómo te sientes allí?

Vivo en México hace unos años e inclusive ya tengo también residencia mexicana, es donde tengo mi hogar y mi vida. He descubierto todos los encantos de este maravilloso país, y ahora estoy completamente enamorada de él y de su gente.

¿Qué planes tienes para el 2024? ¿Qué proyectos vienen en los próximos meses? ¿Dónde te podremos ver?

Quisiera contarles todos los proyectos que vienen para este 2024, pero todavía no puedo. Lo que les puedo decir es que se viene un año muy agitado con muchas sorpresas. 

Compartir