Entrevista exclusiva con Mónica Vázquez de ABANCA USA

Mónica Vázquez nos cuenta cómo ABANCA USA se ha posicionado como líder en la industria

El entorno bancario, caracterizado por su dinamismo, a menudo se erige como un terreno predominantemente masculino, donde raras veces una mujer alcanza las cimas más altas. Mónica Vázquez es una de esas excepciones, encabezando la gestión de ABANCA USA, un banco que fusiona la tradición con la tecnología de vanguardia. Se trata de una entidad bancaria innovadora que se guía por sólidos principios y valores cuya sede nacional se encuentra ubicada en Miami, la capital del sol. Para profundizar en la prestigiosa institución que encabeza, así como en los desafíos y triunfos que ha enfrentado a lo largo de los años, nos sentamos a conversar con Mónica. Esto fue lo que compartió con nosotros.

¿Cuándo se fundó ABANCA, dónde tiene su sede y cuántos empleados tiene aproximadamente a nivel mundial?

ABANCA nació en 2014 como fruto de la fusión de las antiguas cajas de ahorro gallegas y la posterior compra de Banco Echevarría. Ahora mismo, la entidad ya es la séptima del sector bancario español por volumen de activos y nivel de solvencia, y la primera, en términos de morosidad. A datos de cierre de primer trimestre de 2023, alcanzamos un volumen de negocio por encima de los 112,000 millones de euros tras la reciente adquisición de Targobank.

En el ADN del banco está como pilar fundamental la vocación de servicio, con una clara orientación a resolver las necesidades del cliente particular y a acompañar a las empresas como motor de crecimiento de la sociedad. Con esta premisa de partida, el banco basado en Galicia cuenta con oficinas en 11 países y una red de más de 6,000 profesionales.

¿Cuándo llegó ABANCA a Estados Unidos y cómo fue esa acogida?

Nuestra historia no difiere mucho de la historia de muchos emprendedores españoles que han decidido abrirse camino internacionalmente y construir su sueño en este gran país. Los sueños son el gran motor de la innovación y el desarrollo. El banco y su accionista, Juan Carlos Escotet, tenían un sueño que era que ABANCA pudiera tener su propio banco en USA para diversificarse, para crecer pero sobre todo para acompañar a muchas familias en sus proyectos y construir puentes entre USA, Latinoamérica y Europa.

Con sólo una idea, un gran reto y mucha ilusión comenzamos un equipo muy reducido de 5 personas en agosto de 2018. Cuando uno llega aquí el idioma le confunde, crees que todo puede ser como en España, pero realmente todo es diferente en una manera que no imaginas. Tuvimos que conseguir una licencia de banco internacional que logramos en enero de 2019. La más amplia que el regulador otorga aquí ya que nos permite operar sin límites geográficos, con clientes internacionales y en cualquier divisa. Por cierto, y como dato curioso, nuestra licencia era la primera que el FED daba en los últimos 10 años en aquel momento.

Luego vinieron un montón de cosas nuevas y difíciles: buscar un local, reformarlo con nuestra imagen, contratar personal, crear un equipo desde cero, adaptar nuestra plataforma tecnológica y, lo más difícil, conseguir clientes. Así abrimos nuestras puertas con un equipo de 10 personas, sintiéndonos ganadores por lo que estábamos consiguiendo pero sin saber aún que “el gran reto” no había llegado aún y ni siquiera lo podíamos imaginar.

Un banco de 10, ustedes se imaginan que no puede prestar todo tipo de servicios asi que teníamos que buscar nuestro nicho de mercado y nos dimos cuenta de que el cliente que llamamos internacional, es decir, los que somos originarios en primeras o segundas generaciones de cualquier país de Latinoamérica, España o Portugal… No lo teníamos muy fácil aquí a nivel bancario para abrir nuestras cuentas, las de nuestras empresas, gestionar cuentas tesoreras, cobros o pagos y, por supuesto, financiar nuestros proyectos. Así empezamos pero nadie nos conocía y nadie apenas confiaba en un banco nuevo, en una mujer española al frente del banco —cuando viene tu jefe? era la pregunta más habitual—. No fue fácil. Llegó el COVID y honestamente pensamos que podría ser nuestro fin, “la historia más corta jamás contada” los bancos cerraron, el crédito desapareció, y las personas se aislaron en sus casas. El panorama no podía ser peor.

Sin embargo, lo que parecía el fin se convirtió en un auténtico principio donde el equipo dio lo mejor de sí mismo y el banco me permitió hacer “la gran apuesta” con algunos ángeles que encontramos en el camino.

Había algunas familias con grandes y maravillosos proyectos, algunos brokers con clientes queriendo invertir y muchas familias latinoamericanas y españolas que querían invertir en USA y/o diversificar su patrimonio. Así empezó nuestra historia de éxito con una receta muy sencilla. Solo seremos exitosos si somos capaces de lograr que nuestros clientes tengan éxito y logremos que la relación bancaria sea una relación que sume, y que seamos motores para las familias y sus proyectos. 

¿Cómo ha influido su amplia experiencia en diferentes áreas bancarias en su rol actual como General Manager de ABANCA en USA?

Durante mis años de experiencia en este sector, he tenido la oportunidad de dirigir equipos multidisciplinares y diferentes proyectos de transformación comercial en varios países, tanto desde el área de Negocio como de Tecnología, Procesos y Producto, lo que me ha permitido adquirir un conocimiento transversal y profundo del negocio a nivel internacional. Además, soy una firme creyente de que nunca dejamos de aprender y que para poder desarrollar bien nuestro trabajo es necesario estar actualizado, por eso la formación ha sido y es clave en mi desarrollo profesional.

Cada año trato de aprender algo nuevo o profundizar en algún área o tema que considero que puede ser interesante para luego poder trasladarlo a mi trabajo, las últimas por ejemplo han sido una certificación sobre ciberseguridad y una certificación sobre gobernanza y sostenibilidad en Harvard, temas cruciales para las instituciones bancarias.

¿Puede compartir alguna experiencia específica en la que haya tenido un impacto significativo como líder en su industria?

El mayor impacto que he tenido en mi carrera ha venido siempre de la mano de las personas, el impacto positivo que las personas pueden tener en la consecución de nuestros objetivos y en la esencia misma de nuestra estrategia personal y profesional. Construir y consolidar relaciones solidas es un objetivo fundamental para avanzar en nuestras metas y se manifiesta en cada decisión. Creo firmemente en el propósito de ayudar a familias y a empresas en su desarrollo y un banco exitoso no solo debe impulsar el crecimiento financiero sino también actual como catalizador del progreso, la sostenibilidad y el bienestar social. 

Como responsable de ABANCA en USA, ¿cuáles son los principales desafíos y oportunidades que identifica en el mercado estadounidense?

Es un mercado muy profundo y dinámico pero muy competitivo y exigente y en el caso de la industria bancaria además altamente regulado. La clave es identificar tu nicho de mercado y donde aportar valor diferencial para trazar una hoja de ruta clara que te permita alcanzar tus objetivos.

Una prospección inicial es clave y te puede permitir ahorrar mucho dinero, tiempo y errores. Contar con un buen asesoramiento es fundamental a la hora de iniciar un negocio en este país, imprescindible contar con una firma legal, de contabilidad y una institución financiera de confianza que te permita tomar buenas decisiones. Estar en contacto y apoyarse en instituciones locales como las Cámaras de Comercio y otras empresas que han tenido experiencias parecidas previas también te facilita enormemente la travesía. El networking es fundamental y es importante ir creando una red de contactos propia. Es un país lleno de oportunidades y el trabajo finalmente da sus resultados por lo que animaría a todos esos valientes que están pensando en establecerse aquí, que lo hagan y que cuenten con ABANCA. Una de nuestras principales motivaciones es poder ayudar a nuestros clientes en su crecimiento para ayudarles desde todas las ópticas posibles.

¿Cuál es la estrategia de ABANCA para expandirse en el territorio estadounidense?

ABANCA USA cuenta con una licencia bancaria de Branch Internacional, la más amplia que concede aquí el regulador lo que nos permite financiar proyectos en cualquier parte del continente americano y trabajar con clientes internacionales independientemente de su lugar de residencia por lo que nuestra capacidad de servicio es integral.

Tras estos casi 5 primeros años de operación, nuestra estrategia sigue muy focalizada en la banca corporativa y personal, teniendo como propósito crecer en South Florida y nuestras áreas de influencia, como NY o Texas (sunbelt) , y con el cliente latinoamericano. Seguimos creciendo y ya contamos con una plantilla de más de 20 personas y una base de más de 1,000 clientes entre los que se encuentran los mejores desarrolladores de Real Estate, empresas internacionales y familias con grandes historias de éxito detrás de los que nos sentimos muy orgullosos. En estos momentos, nos encontramos abriendo una nueva línea de negocio que nos permita ofrecer todos los productos y servicios de Trade Finance para seguir apoyando a nuestros clientes con operatoria más internacional.

La oficina de ABANCA en Miami se centra en brindar servicios a particulares y empresas, especialmente a aquellas españolas o de América Latina que operan en Estados Unidos. ¿Cuáles son los servicios clave que ofrecen a este segmento específico?

Para empresas, ofrecemos un servicio integral tanto de gestión de tesorería, cobros y pagos así como de soluciones de financiación, respecto a particulares nuestras soluciones se centran en la gestión del ahorro y la inversión. Sin embargo lo que más destacan y valoran nuestros clientes, es la atención personalizada y la flexibilidad a la hora de adaptarnos a sus necesidades. Esto sin ninguna duda es la clave de nuestro éxito.

ABANCA opera en 11 países de Europa y América, y ahora en Estados Unidos. ¿Cómo se gestionan las operaciones en diversos mercados, y cuáles son las principales lecciones aprendidas en este proceso de expansión internacional?

Desde luego, las diferencias son notorias, sobre todo a nivel regulatorio y de gestión administrativa y de personal. Los procedimientos a casi todos los niveles difieren bastante. Es fundamental rodearte de un equipo de expertos locales que sepan asesorarte, no solo a nivel legal (constitución de la sociedad, visados, etc) sino también a nivel bancario y de análisis sectorial del mercado. Cada mercado tiene sus particularidades y necesitas entenderlo bien para adaptar tu estrategia.. Crear equipos mixtos entre profesionales locales e internacionales también aporta muchísimo valor y se crean sinergias maravillosas.

¿Qué consejos le daría a las mujeres jóvenes que aspiran a roles de liderazgo en su campo bancario?

Animaría a todas las profesionales de cualquier tramo de edad les diría que nunca dejen de soñar pero que además trabajen permanentemente en el desarrollo de sus habilidades, que busquen mentores y redes de apoyo, que no teman destacar su valía y confianza y que aborden los desafíos con valentía siendo muy proactivos en la búsqueda de oportunidades.

Compartir